Héctor González, concejal de Latacunga.

Epagal con sus propios ingresos, producto de la tasa de recolección de basura que viene realizando en la parte urbana y rural, deberá pagar el monto de cerca de dos millones a Global Parts, aseguró el concejal Héctor González, quien  piensa que el Municipio ha dado suficiente dinero a Epagal. Además, plantea que la empresa sea dirección municipal.

La resolución del laudo arbitral a través de la cual, el Municipio deberá cancelar 1 948 000 dólares a la empresa Global Parts, generó preocupación en el concejal Héctor González, producto de que se dejaron acumular las obligaciones y nunca trataron de arreglarlas.
Dijo que el problema de la basura en la ciudad ha ido de mal en peor, mientras tanto el Municipio sigue entregando más dinero a la empresa Epagal, tanto para la compra de más contenedores (100) y la adquisición del carro de carga lateral.
Señaló que dentro del Municipio no hay plata para pagar cerca de dos millones de dólares a Global Parts. “Conozco que las autoridades respectivas del Municipio, están tratando de buscar un acercamiento con la empresa, para buscar una fórmula de pago por partes”.
González insistió en el pedido, de que la empresa Epagal regrese a ser una Dirección Municipal, para que la institución pueda seguir entregando dinero o siga asumiendo las pérdidas.
Apuntó que según versiones de la actual gerente de Epagal, contarían con una suma de 500 mil  dólares, dineros que deberán ser utilizados para el pago de una parte de la deuda con Global Parts y por ello hizo un llamado al directorio de Epagal, a tomar decisiones sobre el problema. Dijo que la deuda terminará afectando a la Municipalidad de Latacunga.
A criterio del Concejal, la deuda de cerca de dos millones de dólares con Global Parts, tendrá que ser asumida por Epagal, para ello la empresa cuenta  con ingresos propios, por concepto de la tasa de recolección de basura en la parte urbana y rural, porque el Municipio ya le ha dado suficiente dinero.
Aseveró que otro de los problemas por resolver, es la compra de los contenedores a España, en la que existe un rubro por cancelar, además que todos los equipos están dañados y no pueden ser arreglados, producto de una compra mal hecha al adquirir contenedores de plástico, material que pudo haber sido comprado en fábricas nacionales.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 1 =