Llama poderosamente la atención que, en horas de la mañana y la tarde, en la que nuestra ciudad se encontraba repleta de gente, hoy se puede ver una gran disminución en las calles, sin duda esta situación obedece a la contracción económica que se va sintiendo con mayor intensidad, conforme siguen pasando los meses y el tema del Covid-19 se mantiene en el mundo entero.

Sin duda que estamos viviendo una nueva época, en donde el nivel económico está bajando considerablemente, se ha detenido ese consumismo ilimitado al que nos estábamos acostumbrando y hoy pensamos, y vemos mil veces, antes de comprar o consumir algo de manera desmedida.  

Pues luego del rebrote que está experimentado el viejo continente, al parecer este es un tema que se va de largo, sólo esperamos que no vuelva con fuerza a nuestro país, hablar de una nueva cuarentena, es hablar de una situación que no podría soportar nuestra débil economía, es por eso que es preferible, prevenir y cuidarnos, antes que lamentar escenarios que posiblemente no podríamos controlar. (O)