Por fin creo que el actual Ministro de Educación Don Fander Falconí va a dar en el clavo, en el verdadero remedio a tanto mal que aqueja a nuestro sistema educativo; está empezando por el de la infraestructura y equipamiento.
Personalmente y luego de una experiencia de 40 años como maestro y dentro de ellos 28 como administrador educativo; (perdón la inmodestia) de haber viajado a algunos países, como delegado nacional, además de haber estudiado en países con mayor adelanto educativo; nunca estuve de acuerdo con la construcción de escuelas del milenio y peor de unir a escuelas y colegios en Unidades Educativas, esta decisión tomada para ahorrar espacios físicos para el Estado, ahorrar en el pago de directivos como Directores, Sub Directores, Rectores y Vice Rectores, suprimir las escuelas rurales, con el nunca cumplido ofrecimiento de que los niños asistan a escuelas con mayor infraestructura y mayor número de maestros; el caos que crearon, tuvo un incalculable daño y errores en contra de maestros, niños, adolescentes y padres de familia.
Solo para comprobar lo manifestado, en la Provincia de Cotopaxi, durante los diez años de Revolución de Correa, no se creó un solo colegio fiscal nuevo. En la ciudad de Latacunga, en los principales Colegios no se construyó una sola aula nueva. Con lo que lo que acaba de anunciar el señor Ministro, se abre una esperanza, de que este acápite importante de la infraestructura física y equipamiento va a tener una salida, que esperamos la cantidad de dinero que se anuncia sea para cada año que le queda a este régimen. El Plan presentado dice así:
El Ministro de Educación presentó el Plan Nacional de Infraestructura y Gestión Educativa “Mi aula al 100%”, cuyo objetivo es proporcionar infraestructura y recursos tecnológicos adecuados a 12.184 establecimientos fiscales con un financiamiento de 470 millones de dólares para nueva infraestructura y 112,5 millones para mantenimiento.
En un artículo anterior sobre educación decíamos, que hace dos décadas el gobierno chileno, enlistó para su primer año de gestión, las mil escuelas más pobres para darles espacios físicos adecuados y cómodos a sus estudiantes, y así sucesivamente cada año tomaba en cuenta de manera puntual a mil escuelas y colegios para este mejoramiento. Cumplieron metas importantes en avance de la educación chilena.
Vamos ahora por lo segundo e igual de importante, a formar profesores con vocación, conocimientos pedagógicos y académicos y convicción de servicio con afectividad, sociabilidad y creatividad. Eso quiere decir reapertura de los Institutos Pedagógicos a nivel nacional.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =