Una preocupación permanente de este medio de comunicación ha sido el que se cumpla el Derecho a la Educación de todos los niños. 

Estando nuestra provincia  enclavada en el corazón de los Andes, muchas zonas de altura no cuenta con la cobertura adecuada para que se desarrollen clases virtuales. Esto ha puesto sobre el tapete una grave situación. Los niños del área rural y especialmente de zonas de altura, se quedarían sin escolaridad mientras dure la pandemia.

El llamado de las autoridades, especialmente del cantón Pujilí es que la clases es esos lugares vuelva a ser presencial. Sería la única forma de que los niños puedan acceder a la educación.

En este sentido las autoridades de Educación en coordinación con las autoridades locales y los padres de familia deben implementar un plan de contingencia para estos casos. Estableciendo fuertes medidas de bioseguridad en los establecimientos educativos para que los niños puedan asistir tranquilamente y no pierdan un año de formación académica.(O)