La niñez y juventud deben practicar deporte en todas sus etapas por competencia o salud. Foto. MAR.

La realidad del deporte a nivel educativo en España y Ecuador; ¿terminan el colegio y dónde van esos deportistas?

La Cultura Física, más conocida como Educación Física, es una disciplina de tipo pedagógica que se centra en el movimiento corporal para luego desarrollar de manera integral y armónica las capacidades físicas, afectivas y cognitivas de las personas con la misión de mejorar la calidad de vida y su salud; el hablar del deporte a nivel educativo y en general en Latacunga y Cotopaxi, es una realidad en contraste al nivel nacional e internacional; a nivel local vemos buenos talentos a nivel deportivo, en varias disciplinas que destacan a nivel de los Juegos Interescolares e Intercolegiales, en Cotopaxi, pero una vez que se gradúan de flamantes bachilleres se esfuman, se dedican a los estudios en la Universidad, Institutos, o siguen la vida militar, policial y otros; por un lado les dan facilidades para continuar en el deporte a nivel competitivo, pero en otros casos ya les limitan   ¿te dedicas a estudiar o qué?, y optan por retirarse y acabó con el proceso y la expectativa del dirigente, entrenador y padre de familia, para ver en su hijo o hija, a un Silvio Guerra, Rolando Vera, Janeth Caisalitín, Richard Carapaz, Antonio Valencia, Glenda Morejón, y muchos más. 

A continuación, citaremos un reportaje de Miguel Ángel Rabanal, sobre la realidad en España, con la siguiente interrogante. ‘La Educación Física debería darse a lo largo de toda la vida?

NO DEBERÍAMOS RESTRINGIR LA EDUCACIÓN FÍSICA A UNA ASIGNATURA DEL SISTEMA EDUCATIVO

El concepto de educación física está habitualmente restringido a una asignatura del sistema educativo y, por lo tanto, impide la atención y desarrollo de nuevas realidades dentro del espacio profesional, lo que afecta a la garantía de una práctica deportiva de calidad, saludable y segura.

Si repasamos antecedentes, ni la definición de educación física de la Real Academia de la Lengua hace esta limitación, ni encontramos esta visión reduccionista en la literatura científica, ni en la anterior regulación del sector. ¿Cómo es posible que se defina la Educación Física exclusivamente como una materia especifica de curso obligatorio en todos los niveles y grados educativos previos al de la enseñanza de carácter universitario, excepto 2ª de bachillerato y formación profesional?

La Ley 77/1961, de 23 de diciembre, sobre Educación Física ya la conceptualizaba como parte indispensable de la educación completa de la persona y eficaz medio formativo de prevención sanitaria y defensa de la salud refiriendo “la educación física como parte fundamental de la educación española y se contempla la práctica del deporte como su proyección natural, liberando el concepto de cualquier matiz restringido o privado para revertirlo hacia la plena sociedad española”.

En 1971, José María Cagigal, filósofo pionero y decisivo en la nueva orientación del deporte y la educación física en España, afirmaba que “la educación física no es simplemente una asignatura; es uno de los aspectos generales de la educación, (…). Pero la educación física es mucho más que eso, y sería una pena embarrancar en estos logros sin capacidad para crear nuevas estructuras, nuevos modos de entender la acción educativa a través del movimiento, nuevos especialistas preparados para responder a los requerimientos de una sociedad progresivamente ociosa compuesta de hombres cada vez más necesitados de movimiento”.

Vicente Gambau, advierte que “la educación física es primordialmente una tarea educativa; por tanto, tiene mucho que ver con el mundo escolar. Pero si nos fijamos en sus estructuras actuales en muchos países, uno de los embarazos que más impiden su progreso y su atención a nuevas realidades es su excesiva <<escolarización>>”.

Pero, si quedasen dudas, la Carta Internacional revisada de la educación física, la actividad física y el deporte, elaborada por la UNESCO en noviembre de 2015, establece que la práctica de la educación física, la actividad física y el deporte es un derecho fundamental para todos y sus programas deben suscitar una participación a lo largo de toda la vida.

Este mismo texto plantea que estos servicios deben estar en manos de un personal responsable, con una suficiente formación y desarrollo profesional permanente, con el objetivo de alcanzar y mantener los niveles de competencias necesarios para el desarrollo cabal y la seguridad de todas las personas a su cargo.

RAZONES POR LAS QUE LOS PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN FÍSICA DEBEN ESTAR CUALIFICADOS

La protección y promoción de la integridad y los valores éticos de la educación física, la actividad física y el deporte deben ser una preocupación permanente para todos, y las exigencias de cualificación deberían ser acordes con las funciones desempeñadas.

La exigencia de cualificación del personal debe ser proporcional a la complejidad de cada tipo de servicio deportivo, además de estar vinculado a la garantía de los requisitos de calidad y seguridad, teniendo en cuenta los objetivos, los soportes físicos y las características de las personas destinatarias.

Por todo ello, los poderes públicos vienen respondiendo con el establecimiento de nuevas exigencias de cualificación para los profesionales dedicados a las mismas y, de modo especial, en unas mayores exigencias de preparación y responsabilidad para quienes asumen la educación física y deportiva como proceso a lo largo de toda la vida. La trascendencia de esta actividad de imperiosa razón de interés general motiva la legitimidad de establecer una norma que imponga la colegiación universal para el ejercicio de la profesión. (Fuente: www.consejo-colef.es). (D)