Hasta el domingo 4 de julio pasado, LUIS EDUARDO VIVANCO Y ANDERSON BOSCÁN eran dos periodistas que desde el año 2017 integraban LA POSTA en redes sociales. Ahora en señal abierta  amplían el nombre como ‘LA POSTA  XXX’. Todos sabemos qué es una película 3 XXX. Así que ellos sabían la espectacularidad que  iban a dar al enfoque de su programa.

VIVANCO -en un programa diferente- entrevistaba a personajes que estaban en plena vigencia popular, su línea editorial IRREVERENTE, su presentación totalmente informal, la mesa de la entrevista con una botella de vino que compartían con el entrevistado -recuerda mi estimada Lourdes que casi acaban el contenido de la botella cuando usted fue entrevistada- y afortunadamente no hubo ningún roce racial; obviamente, al primer intento nuestra Lourdes no se hubiera dejado… les aseguro.

El domingo en horario estelar, quise escuchar a Carlos Vera, y me encuentro con Vivanco y Boscán brindando y hablando del exalcalde Yunda, luego ‘lo tomaron a cargo’ a don Leonidas Iza y ‘lo botaron embarrando’ la inauguración del programa en señal abierta en TC TELEVISIÓN.

Una aclaración: las famosas redes sociales son diferentes a la señal abierta de televisión; en las primeras muchas veces se lee barbaridades sin ninguna responsabilidad;  las segundas están reguladas por la Ley y por la Ética. Así que me parece que los dos jóvenes periodistas integrantes de la Red de Periodistas Libres del Ecuador se acostumbraron a hablar sin medida ni control como lo hacían en su programa LA POSTA en las redes sociales.

El lunes 5 se armó la grande, con semejante INSULTANTE ACRÓSTICO dedicado al Presidente de la Conaie. La Red de Periodistas Libres que ellos la integran RECHAZA lo dicho por sus compañeros. Rafael Cuesta -a nombre del Canal- manifiesta: “No se cuestiona lo que él ha hecho sino lo que es” y presenta disculpas a nombre del Canal a Iza y a su familia. El presidente Guillermo Lasso  igual rechaza el insulto a Iza y reitera que eso no es libertad de expresión. Los 3 XXX le ofrecen disculpas públicas y aceptan que se les fue la mano… y la lengua. Decenas de  editorialistas han dedicado sus espacios para defender una auténtica libertad de expresión y condenan los excesos como el acontecido. Se incendió el país…

LEONIDAS IZA -sin aceptar este abuso y exceso verbal- deberá asimilar con madurez   este IMPRESENTABLE episodio y está en su derecho a seguir las causas legales a que haya lugar. (O)