El barrio es uno de los más emblemáticos de la localidad.

El barrio se convirtió en el sector más peligroso de la ciudad, debido a la presencia de trabajadoras sexuales y microtráfico. 

Cuando Luis Villacís llegó a Latacunga se instaló en el barrio La Estación, la tranquilidad del sector y de la ciudad en general lo animó a quedarse de por vida. Sin embargo, a 50 años de este suceso, ya no existe el mismo deseo, la situación cambio.

Villacís actualmente es el presidente del barrio La Estación, ha visto como centenares de personas se han ido del lugar, a otros sectores o ciudades en busca de la tranquilidad que ya no tienen. La presencia de trabajadoras sexuales, microtráfico, robos y demás, transfiguró lo que fue uno de los espacios más representativos de la urbe, en uno de los más peligrosos.

“Ya no hay ni un día que tengamos tranquilidad”, aseguró el Presidente del barrio, quien lamentó que, apenas se pone el sol, los habitantes tengan que ocultarse en sus casas por temor a ser asaltados o inmiscuidos en las riñas que suelen darse, especialmente en la esquina de la Avenida Marco Aurelio Subía, donde las trabajadoras sexuales, conjuntamente con sus acompañantes se instalan desde cualquier hora del día.

Villacís con profunda tristeza, relata como la semana pasada una persona fue víctima de un asalto y fue herida con un arma blanca (cuchillo), a plena luz del día (10:00).

“La Estación es el sector más peligroso de Latacunga”, confirmó Santiago Razo, jefe de operaciones del Distrito Latacunga. Quien comentó que al colocarse una carpa de auxilio, con la presencia de uniformados que puedan atender las emergencias que susciten en el transcurso del dia y de la noche.

 Según Razo la presencia de trabajadoras sexuales en el sector disminuyó, pero ello no significa que se fueron, sólo migraron a otros espacios de la urbe. (I)