Se hizo público que el Municipio definirá el destino del inmueble de la excárcel de Latacunga luego de que la ciudadanía determine el tipo de proyecto que se levantará en el lugar.

Se conoce que existen varias  opciones, entre ellas que se construya un gran parqueadero público, que se convierta en un albergue para familiares de personas hospitalizadas, un centro de artes o un museo de la ciudad.

Es importante resaltar que el enorme inmueble de piedra pómez, tiene un valor intrínseco y sería bueno que en cualquiera de los proyectos que gane se respete sus características que son parte del valor arquitectónico de la ciudad.

Por otro lado, el inmueble es inmenso y podría ser utilizado para varios fines, de hecho, en el interior del edificio que albergaba a la sección masculina hay un bonita arquería a la cual se le podría sacar mucho provecho.  Así mismo las ventanas ojivales que se encuentran tapiadas y que dan a la Belisario Quevedo podrían ser destapadas para convertirlas en un espacio de arte.

Es importante saber que en la mayoría de proyectos de regeneración que se realizan en el Viejo Continente, se mantienen y conservan solo los muros exteriores y en los espacios internos se hacen maravillas arquitectónicas acordes con la vida moderna.

Por qué no pensar en un espacio de uso múltiple es decir dividido para varios fines. Un espacio tan grande podría ser utilizado como centro cultural, albergue y museo de la ciudad. Esperamos con enorme expectativa las propuestas de los arquitectos, no sería descabellado hacer una convocatoria nacional, llamando a que participen todas las facultades de arquitectura del país, porque este espacio merece ser regenerado de la mejor manera. (O)