Los gerentes están constantemente enfrentándose a situaciones en las que deben tomar, en escaso tiempo, una decisión correcta, económica y que sea la mejor para la organización. Es por esto que es necesario que algunas decisiones sean tomadas por los gerentes y otras, sin embargo, puedan ser delegadas por estos a otros integrantes de la organización. Es necesario que se analice el grado de importancia de la decisión, y el grado en el que esta afecta a la empresa, así como también el grado de responsabilidad que implica tomar esta decisión, y el desembolso que hay que hacer para llevarla a cabo. Analizando estos factores el gerente podrá establecer que decisiones debe tomar él y que decisiones pueden ser tomadas a niveles más inferiores de la organización.
En este orden de ideas en el proceso de la toma de decisiones se deben considerar una serie de premisas tendientes a reducir el riesgo, con la consecuente disminución de incertidumbre que pueda imperar en el contexto empresarial. Al respecto para efecto de Peter Drucker el elemento relevante en la toma de decisiones se encuentra aquello que determina la necesidad de verificar si la decisión a tomar es programada o no programada. En el primer caso nos referimos a decisiones que se toman sobre problemas estructurados o rutinarios, problemas comunes en la organización, por lo cual estas decisiones se toman basándose en los conocimientos previos y criterios previamente definidos, reglas, pautas o principios. Por otro lado, las decisiones no programadas son aquellas que se toman frente a problemas sin estructurar, problemas nuevos, no rutinarios, que requieren una solución específica. La mayoría de las decisiones no son ni completamente programadas ni completamente no programadas, sino una combinación de ambas cosas.
Es por ello que se hace necesario destacar que las decisiones no programadas se toman mayoritariamente en los niveles altos de la organización, mientras que las decisiones programadas son tomadas básicamente en los niveles más bajos de la misma. De igual forma se deben definir las condiciones límites, estas son: los fines, metas y condiciones que debe satisfacer la decisión. Cuanto más claramente estén éstas definidas más probable es que se llegue a una buena decisión y se alcancen los fines buscados. Si por otro lado las condiciones límites no están bien establecidas, es probable que la decisión que se alcance no sea efectiva. Así entonces se debe confirmar que la decisión a la cual se llegó es la correcta antes de ponerla en práctica. Por correcta entendemos que la decisión que se tomó va a cumplir las condiciones límite y que se ajusta a las especificaciones del problema, también llevar la decisión a la práctica es la parte que exige más tiempo. El curso de acción para poner en práctica la decisión debe estar adecuada a quienes vayan a ponerla en práctica. Un problema común en la toma de decisiones es que los planes no tienen compromisos de acción, y no le adjudican a nadie ni la realización de la tarea, ni la responsabilidad por esta realización.
Existen distintos estilos en la toma de decisiones, hay personas que son más racionales mientras que otros se basan más en la intuición; hay quienes pueden procesar varias ideas al mismo tiempo, mientras que otras personas necesitan tener orden y constancia al momento de procesar la información. En general los gerentes no tienen sólo un estilo de toma de decisiones, sino que tienen combinaciones de los mismos. Es importante también tener en cuenta los estilos de decisión de los empleados, ya que todos los miembros de la organización deben actuar como responsables de la toma de decisiones.
Cabe destacar que la toma de decisiones debe considerar aspectos tales como la tarea de monitorización la cual detecta la existencia o no de problemas en el sistema., la tarea de diagnóstico la misma que responde a la pregunta de qué problema existe en la tarea de predicción la cual nos indica que ocurrirá en el sistema si se cambian las condiciones de trabajo (ej. redistribución de recursos) suministrándonos una gran variedad de alternativas y por último la tarea de diseño: determina qué se debería hacer para mejorar el estado actual del sistema, esto es, realiza una elección de la alternativa más adecuada de las propuestas por la tarea de predicción, de acuerdo con una función de costo o índice de calidad.(O)