La verdad es que da miedo, cuando llegan las noticias y vemos que no hay institución del gobierno que se haya salvado de la mano negra de la corrupción.
Con mucho entusiasmo vimos cómo la compañía TAME vino a dar vida a nuestro aeropuerto, fueron varios meses en los que comenzó a desarrollarse esta terminal, pero así como llegaron estas frecuencias, desaparecieron. Oh sorpresa! La pobre empresa Transportes Aéreos Militares Ecuatorianos, que por muchos años funcionó con solvencia y autonomía, ahora es una empresa más de las completamente quebradas por los tentáculos de la corrupción. De los cerca de veinte aviones con los que contaba esta compañía, ahora solamente tiene 8 que sirven, y con los que se quiere salvar de alguna manera esta pobre entidad que, según los expertos, está más que quebrada.
Se ha dicho que se venderán acciones a empresas externas para salvar la aerolínea, pero los entendidos en la materia mencionan que, quién puede querer ser socio de una aerolínea que se encuentra completamente en la ruina, con deudas de varios cientos de millones de dólares, que en las circunstancias en las que se encuentra es imposible que salga a flote.
Es increíble que empresas que funcionaron por muchísimos años, en una década de mal manejo, están a punto de desaparecer, por aquella avalancha que pasó por encima a todos los ecuatorianos y que definitivamente terminó por completo con el futuro de varias generaciones, porque para que volvamos nuevamente a sacar la cabeza a flote para respirar, tendrán que pasar muchos años por delante.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here