Uno de estos comercios que se encuentra al borde de la quiebra es el sector turístico, por ello llamó a realizar un turismo interno para el cual Cotopaxi cuenta con varios sitios encantadores.

Durante el presente mes, se cumplió el primer año del azote de la pandemia al país y al mundo, según el Presidente de la Cámara de Comercio de Latacunga, Fabricio Garzón, ha sido un año duro tanto en la parte económica y salud.

Dijo que la parte comercial ha sido duramente afectada, para reactivar las ventas han tomado, todas las medidas de bioseguridad, apuntó que durante este tiempo varios negocios se han cerrado producto de la pandemia que va dejando dolor por la pérdida de familiares, amigos y lo segundo la pérdida de negocios que se realizaban hasta antes de la pandemia.

Indicó que los negocios dedicados a la venta de medicamentos farmacias), alimentos (tiendas, supermercados) han sido buenos, pero existen comercios dedicados a la venta de vestimentas, calzado, regalos, entre otros, las ventas han sido mínimas, producto de la cual se encuentran en una situación compleja, por ello, es importante que el Estado establezca incentivos a este sector, pero la realidad ha sido todo lo contrario, dijo que se ha establecido del impuesto del pago del 2% a las ventas, lo cual es ilógico, por el llamado a las autoridades nacionales es que el mismo debe ser corregido.

Fabricio Garzón, dijo que, bajo las actuales circunstancias, en el cantón hay negocios que se encuentran unos en una situación difícil y otros en situación crítica; entre ellos sito al sector turístico que están al borde de la quiebra, en este marco, el llamado es a realizar un turismo interno y cuidadoso, tomando las medidas de bioseguridad, para ello Cotopaxi, cuenta con espacios adecuados, con sitios amplios, alejados y poder  seguir sobreviviendo dentro de este ámbito difícil y  complicado.

Respecto a la campaña de vacunación, el dirigente dijo que el país, no es el ejemplo sobre la forma de llevar un proceso de inmunización, y actualmente, lo único que está esperando que pasen los días y terminó el periodo del Gobierno, piden que el proceso de vacunación a la gente sea efectivo, que respeten las necesidades de todos los grupos y sea el paliativo para que el país vuelva a tener la normalidad. (I)