Foto: Fernando Montiel

La piedra Chilintosa ubicada en la parroquia de Mulaló perteneciente al cantón Latacunga es un gran atractivo turístico gracias a las leyendas que hay detrás de su origen.

Se dice que esta piedra de tamaño descomunal fue producto de la última gran erupción del volcán Cotopaxi  en 1877 según la leyenda cuenta, esta piedra al momento de ser arrojada por cráter del coloso fue destruyendo todo a su paso y posteriormente en el lugar donde hoy en día se encuentra la piedra se dice que se encontraban una señora de avanzada edad, un caballo y un gato negro solo el gato logro huir y según los moradores de ese entonces nunca más se supo de ellos como si la piedra se los hubiera tragado.

Desde aquel día se escuchaban lloros y relinches de ahí su nombre de Chilintosa también se dice que solo tallando la imagen de la virgen de las Mercedes que es conocida como la protectora del volcán cesaron estos perturbadores sonido.

Esta gigantesca piedra tiene un diámetro alrededor de seis metros de altura y 20 de ancho, en el lugar se puede realizar actividades de sano esparcimiento como caminatas o un día camping con la familia ya que el lugar si cuenta con sus respectivos depósitos de basura para poder conservar de buena manera la estética y el ambiente del lugar también hay persona que prefieren llegar al lugar en sus bicicletas por realizar actividad física.

Para llegar al lugar se puede tomar la vía a Mulaló,  si viene de Quito también se puede tomar una vía de tercer orden por la entrada al Cotopaxi  en trayecto se puede apreciar cultivos de los pobladores aledaños y también minas de piedra que son provenientes del volcán.