Rolando Molina, jefe de Policía del Distrito Salcedo. FOTO N.G. LA GACETA

Los padres de familia deben estar  pendientes de niños y niñas al ingreso y salida de los centros educativos.

En un diálogo con Rolando Molina, jefe de Policía del Distrito Salcedo, da ciertas recomendaciones para el cuidado de los niños luego de que salen de sus instituciones educativas; “ha sido preocupante este tema por los acontecimientos que se han venido dando en estos últimos días, específicamente de lo que pasó en la ciudad de Loja; muchas de las veces en Salcedo, por ser una ciudad tranquila, una ciudad pequeña en donde no existe mucha afluencia de público, de personas, somos muy confiados de nuestros niños, a tal punto que nos les van a dejar, menos a traer de las instituciones educativas, obviamente se defienden solos los niños, es  por eso que hago un llamado a la conciencia de los padres de familia para que enseñen a sus niños medidas de autoprotección; en primer lugar nunca deben acercarse a personas desconocidas, deben tener siempre grabados en su mente los números principales, tanto de su domicilio, como de su madre o su padre y la dirección domiciliaria exacta”.

El jefe policial informó que en Salcedo se han dado muchos inconvenientes con muchos niños que salen de la escuela y no llegan pronto a su casa, “se van con otros compañeros y pasadas las horas de la tarde no llegan a sus hogares, ahí empieza la preocupación de los padres de familia, eso sucedió el miércoles, en donde se pasó un gran susto con un niño de la escuela Cristóbal Colón que apareció luego en horas de la noche; la madre de familia llegó a la UPC, inmediatamente se procedió a trabajar con el personal de la Dinapen y PJ, quienes realizaron las indagaciones previas y luego de unos 30 minutos el menor apareció, entonces con esos antecedentes como padres de familia debemos educarles y no enseñarles a que sean confiados; muchas de las veces no se sabe qué tipo de actitudes o acciones quieran hacer ciertas personas que se acercan a los centros educativos”.

De igual manera señaló que los profesores deberían trabajar con los padres de familia, hacer brigadas estudiantiles o seguridad, al ingreso y salida de los establecimientos, a fin de que los padres de familia de ciertos grados, ya que conocen la mayor cantidad de los padres que son conocidos y es una alternativa para que también puedan controlar de cualquier tipo de inconvenientes; “nuestros hijos son los seres más queridos, si algo les pasa a mis hijos es como que arrancaran un miembro de mi cuerpo y creo que es una herida no subsanable y por eso hay que tomar las medidas preventivas y correctivas para evitar este tipo de circunstancias”.

La tecnología también sería importante, como crear los grupos de Whatsapp en los que el profesor pueda indicar horarios de salida y coordinar con los padres de familia cualquier novedad. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × tres =