Jubilados

La jubilación no es un gasto para el Estado, es el aporte de 30 años realizados por el trabajador, por lo tanto es dinero de los abuelos/as, no es aporte del gobierno. Basta de robarle el dinero a los abuelos! Ladrones, delincuentes.

   %

Así se puede leer en varios mensajes que aparecen en las redes sociales  y tiene que ver con la deuda del Estado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, deuda que afecta especialmente a las pensiones de los jubilados que se sienten preocupados por esta situación.

   %

En realidad los jubilados, durante su vida laboral aportaron todos los meses para tener una jubilación digna, no es plata del Estado, no es plata de los empleadores, es dinero de los jubilados que se han sacrificado mes a mes para poder ahorrar.

   %

Y ahora que vengan a decir que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social está quebrado, quiere decir que el dinero de los jubilados se  ha gastado alegremente y ahora no saben cómo justificar, mientras unos dicen que está quebrado, otros señalan que la deuda debe cobrarse.

   %

No solamente es el Estado, son las malas inversiones que han hecho los directivos del IESS, son los “malos negocios” que han hecho quienes estuvieron al frente del IESS y no tuvieron ningún inconveniente en hacer desaparecer millones de dólares en su beneficio.

   %

Esa es la verdad, así lo señalan los dirigentes de los jubilados y trabajadores afiliados al IESS. Señalan que más de dos mil millones de dólares adeudan los empleadores al IESS, entonces se preguntan por qué no se cobran esos recursos.

   %

Se habla además de la deuda del Estado al IESS, son más de 9 mil millones de dólares, recursos de los afiliados que mensualmente aportan a la seguridad social y al final se dan cuenta que esa seguridad social no aparece por ningún lado.

   %

En realidad el servicio del IESS en el Ecuador es pésimo, en cuanto a trámites largos y engorrosos, como también la atención en los hospitales, no hay medicinas, no hay especialistas, recibir un turno es una verdadera odisea.

  %

Entonces, queda claro que los dineros de los trabajadores no son bien administrados por los directivos del IESS, se lanzan a programas y proyectos habitacionales que ahora están paralizados y abandonados, en esos proyectos se invierten cientos de millones de dólares que pueden ser de gran ayuda para los afiliados.

   %

Hace poco un dirigente de los jubilados pidió paciencia a los jubilados, quienes han tenido mucha paciencia a través de los años y les siguen ofreciendo que ya les van a cumplir, que les van a pagar las pensiones jubilares que están garantizadas.

   %

Los dirigentes aspiran conversar con el primer mandatario para plantear la fórmula de pago de la deuda que mantiene el Estado con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, recursos que en su mayoría pertenecen a los jubilados y al servicio de salud.

   %

Esperar y esperar, paciencia y más paciencia, engaño y más engaño, eso es lo que hacen con nuestros jubilados que deben ser quienes tengan una pensión digna y oportuna, un servicio de salud de primera; caso contrario nuestro país está negando sus propios principios.