Inseguridad

Sobre la seguridad, sobre  el centro de rehabilitación social, sobre los peligros en la ciudad y sus barrios, se ha hablado mucho en los últimos meses, en razón de los amotinamientos y las muertes en ese centro que  acoge a miles de privados de la libertad.

   %

Hace varios días se conoció que una guía penitenciaria fue detenida cuando trataba de ingresar más de 100 municiones, en los últimos días se habla de la fuga de varios detenidos, se informa sobre la fuga y recaptura de privados de seguridad de mediana peligrosidad.

   %

Entonces, nuestra ciudad y nuestra provincia viven un estado alarmante de inseguridad, desde la creación de esta cárcel que según el mandatario que se encuentra en Bélgica, nos traía seguridad y desarrollo; la realidad es muy distinta.

  %

Sobre la cárcel se han hecho muchos comentaros, se ha realizado entrevistas, se ha difundido reportajes y  el GAD Provincial de Cotopaxi realizó una asamblea provincial, para analizar esta grave situación que a todos nos tiene “con los nervios de punta” y muy preocupados.

   %

En todas las instancias en las que se analiza este tema, se debería poner como premisa principal la salida definitiva de esta cárcel; nada que se provincial o regional, decir eso es estar perdiendo, es decir sigan nomás pero con menos delincuentes.

   %

Que la cárcel ya no saldrá de ese lugar, esa no es razón de peso, la reacción de la población, la unidad de las  autoridades, el liderazgo adecuado permitirá exigir su salida definitiva. Esa construcción servirá para otras  actividades productivas, en el campo económico o educativo.

   %

Alguna institución, más adelante, podrá ocupar esas instalaciones para una serie de actividades que en realidad nos traigan  adelanto y desarrollo. No podemos  seguir señalando que la cárcel sea solamente provincial o regional; debemos exigir su salida definitiva.

   %

Que  se realizó una gran inversión en su construcción, se dice; mientras en el país se conocen programas de vivienda ejecutadas por el IESS que se encuentran abandonados, esos recursos son de los ecuatorianos y están a punto de perderse y nos preocupamos por unos millones de la cárcel.

   %

Esta cárcel, sin ningún fundamento técnico, sin ningún informe social, ambiental y de seguridad ciudadana se construyó, con la prepotencia propia del gobierno de Correa, sin permiso de suelos y demás. Entonces debemos exigir que salga de nuestro territorio.

   %

Este es uno de los pocos casos en los que se construyó una cárcel cerca de dos ciudades, hablamos de Latacunga y Saquisilí, sin respetar a sus habitantes y sin considerar que el Estado está para garantizar la paz y seguridad de los pueblos.

   %

Sigamos insistiendo que se vaya la cárcel de nuestro territorio, existen en el país lugares alejados en los que se puede construir una cárcel, pero no cerca de la entrada de una capital provincial, de una ciudad patrimonial; señores sigamos luchando.

   %

En esa lucha debemos considerar que la unidad hace la fuerza, debemos  exigir a nuestras  autoridades que en realidad se unan, que luchen juntas y que el pueblo les va a respaldar en un asunto que nos tiene preocupados por la inseguridad. Respetemos la paz y la seguridad que es un bien de toda sociedad.