Bandera

La Bandera es uno de los principales símbolos de la patria, elemento lleno de sentimientos, patriotismo, civismo y libertad, que nos recuerda permanentemente el compromiso que tenemos con nuestra tierra.

   %

La Bandera es el símbolo que nos permite expresarnos con los profundos y nobles   sentimientos de defenderla en todo momento, son sus colores la reseña de la identidad de los ecuatorianos y de nuestra heredad territorial.

   %

Por decreto de 1955 se estableció el Día de la Bandera el 26 de Septiembre de cada año, como símbolo de reencuentro fraternal y esfuerzo ecuatoriano; como bases para un equilibrio político, social y cívico.

   %

Bases que hagan de la Nación, culminación de aspiraciones, fragua de virtud y vibración de ideales, que nos permiten expresar nuestros sentimientos y nuestro civismo en los grandes momentos y en las dificultades.

   %

El origen esplendoroso de la Bandera se remonta al ensueño cívico de Francisco de Miranda y que se hace realidad con la sangre de los héroes de Agosto, con la sangre del 9 de Octubre, del 24 de Mayo, con el eco revolucionario del 6 de Marzo.

   %

Entonces, en la Bandera se resume en la historia de nuestra patria, siempre ha estado presente para cobijar a sus soldados, a sus hijos, a sus estudiantes, a quienes luchan permanentemente por defender nuestra tierra y heredad.

   %

De sus colores nace el trabajo y la espiga, los deseos de limpiar la tierra para sembrar la luz y la abundancia y llenar se ilusiones a los hijos que sabrán, en su momento, defenderla en los más graves momentos y alegrarse en la gloria.

   %

Todo es amarillo en el ecuatoriano que pone su esfuerzo tras de engrandecer a la patria revistiéndole de progreso. Cuando los corazones arden de júbilo, el cuerpo de la Patria restablece con mirada de antorcha.

   %

Las llanuras azules nos hacen señas desde siglos; se yergue el agua y las lágrimas se deslizan, las gargantas gritan y los puños se agitan como robles frescos; el azul es obelisco de fe, valor y esperanza.

   %

Roja es la sangre de nuestros héroes que nos dieron la libertad. Roja es la afanosa dulzura que acaricia puntualmente al inquieto martirio. Roja es aún la mirada de Alfaro. Rojo es el sudor del rostro que trabaja diariamente.

   %

Nuestra Bandera flota alegre en la prosperidad. Enhiesta nos acompaña en los tiempos adversos y en los de heroísmo. Ella cubrió los cuerpos de quienes ofrendaron sus vidas por la Patria; el tricolor está presente como símbolo del bien para todo el pueblo.

   %

Nuestro más hondo cariño cívico y nuestra gratitud al tricolor sagrado que nos tiene unidos encendiendo la idea y la aurora de la voluntad para el trabajo, para la nítida transparencia del ideal y para el eco palpitante de la libertad. (O)