Capital

En la Asamblea Nacional, siendo presidente José Fernández; Nicolás Arteta, vicepresidente, con los 21 diputados y la Comisión de Constitución, se declaró a la ciudad de Quito como capital del Ecuador, el 24 de septiembre de 1830.

   %

De esta manera la Constitución proclamó al Estado del Ecuador libre e independiente “con los mismos pueblos y territorios de la antigua Audiencia de Quito”, siembra de unidad tradicional, geográfica y administrativas.

   %

Políticas adquiridas por las realizaciones de convivencia seculares, que han marcado el destino de esta parte de nuestro territorio, que se ha convertido en fuente de luz y progreso, gracias al aporte permanente de su gente.

   %

Es decir, se reconoció sus orígenes de ciudad Shyri e Inca, envuelta en la leyenda de Quitumbe y Otoya. A Quito de raíz cayapa y cara que significa “hacer tierra”, “llegar a asentarse” o también pueblo rico y “tierra de la mitad” en referencia a la línea equinoccial.

   %

Según el idioma caribeño proviene de “hito”, es decir, varón, ser racional; o en idioma cakchiquil “quyto” sol derecho; y, en aymará “centro en el medio, en la mitad del corazón. Quito seguirá siendo la fuente inspiradora de ecuatorianidad.

   %

Quito fue declarada oficialmente capital del Ecuador en reconocimiento a su trayectoria milenaria donde la fusión de culturas y su vida administrativa en varias épocas, dio muestras de lucha por la libertad, justicia y unidad.

   %

Unidad entre los pueblos de América; pero también por las predilecciones de arte, ciencia y cultura desplegadas con personalidad y refundidas en la nacionalidad ecuatoriana, a través de la historia y de hechos de gran civismo.

   %

Una vez declarada Quito como capital, su ente colectivo fue fuerza de unidad y gobierno en bien del país, a pesar de los constantes obstáculos que la historia determina a través de los años y que han dejado huellas.

   %

Fue grave resolver problemas que dejaron la colonia y la consecuencia de las luchas independentistas. Posteriormente levantamientos sociales, gobiernos tiránicos, problemas económicos y políticos.

   %

Gobiernos dictatoriales como la dominación floreana y guerras interiores, limitaron el avance social y económico, hasta que llegó la exportación del petróleo que trajo algunos recursos para emprender grandes proyectos.

   %

Pero mediante el aporte de excelentes civilizadores como Rocafuerte, Alfaro y tantos estadistas contemporáneos, Quito ha contribuido eficazmente con sus alcaldes y sus obras hasta convertirse en metrópoli de especiales caracteres históricos y artísticos.

   %

Quito fue declarada Patrimonio de la Humanidad, no solamente por su belleza física, su Centro Histórico, sino por sus grandes valores humanos, su historia y sus leyendas, ahora Quito es una de las mejores capitales del mundo y destino obligado para el turismo internacional. (O)