Legionarios

Este grupo de latacungueños que se formaron en las históricas aulas del inmortal Vicente León, siguen cumpliendo una serie de actividades en el campo de la cultura, actividades sociales, musicales y especialmente deportivas.

   %

Se mantienen unidos y activos, no solamente como compañeros del viejo Vicente León, sino fortaleciendo cada vez más la amistad que se ha convertido en u principio sólido, lleno de los más grandes sentimientos.

   %

Un grupo de latacungueños regados en varias ciudades del país que se dan tiempo para disfrutar de esa verdadera amistad nacida, en la mayoría de los casos, en las aulas vicentinas y en otros, en el camino de la vida.

   %

Se mantienen unidos y así quieren seguir a pesar de los duros golpes que nos da la vida, a pesar de las circunstancias de algunos legionarios marcados por problemas y por asuntos de salud luego de la pandemia.

   %

El pasado 15 del presente mes, los Legionarios Vicentinos 75, cumpliendo con la respectiva planificación, viajaron a la ciudad de Manta para cumplir con un compromiso deportivo con un seleccionado sub 60 de ese magnífico puerto.

   %

Ustedes se imaginarán un viaje en bus por más de ocho horas, no fue muy diferente que aquellos viajes del paseo de cuarto curso del colegio, lleno de alegría, de humor, de anécdotas, de recuerdos, de compañerismo y amistad.

   %

Cierto es que en lo deportivo no les fue bien, cayeron derrotados frente a la selección sub 60 de Manta que resultó superior, integrado por seleccionados ecuatorianos con mayor actividad y preparación; así es esta vida se gana y se pierde.

   %

Sin embargo, había que cumplir otras actividades como el bautizo de un nuevo legionario Miguel Ángel Naranjo, ceremonia con cura, sotana, monagillo e (in) fieles; juró portarse bien, ser un aporte y no desmayar musicalmente bajo los acordes de una cerveza.

   %

Luego de esa importante ceremonia la música se hizo presente con los Yacubamba, Rodrigo Viteri y Marcelo Venegas; y los Querido Amigos, Carlos Luis Torres, Roberto Sandoval y Miguel Ángel Naranjo, quienes ofrecieron grandes canciones en diferentes ritmos y tonalidades, lo que inspiró a más de un legionario y a un público especial.

   %

Visitar Montecristi fue un momento especial, considerando que en la Ciudad Alfaro está el museo el viejo luchador, recordando además que Latacunga tiene que ver con la vida y muerte de Eloy Alfaro Delgado; lo que quedó marcado en esta visita.

   %

La gastronomía, como no podía ser de otra manera, estuvo presente a cada momento, los legionarios no escatimaron esfuerzo y recursos para estar al nivel que se merecen los latacungueños en lejanas tierras.

   %

Hay que agradecer al anfitrión y Capitán Ramiro Alcázar por todas sus manifestaciones, a Mercelita Viteri y su esposo. Una gran jornada que nos ha dejado grandes lecciones y que solamente la amistad puede mantenerlas en las buenas y las otras, que sigan adelante por siempre. (O)