Encuestas

Faltan pocos días para la realización de las elecciones seccionales, para la Consulta Popular y para la elección de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana. Los candidatos aprovechan todo el tiempo y todos los espacios para su promoción.

   %

Hay candidatos y dirigentes de movimientos y partidos políticos, que basan sus acciones de campaña en las encuestas que realizan a través de sus propios miembros y en algunos casos de encuestadoras reconocidas para esa tarea.

   %

Esas encuestas en los próximos días y no podrán hacerse públicas porque así los dispone el Código de la Democracia, pero están presentes para consumo interno; para conocer su situación y que hacer en este tiempo que falta.

  %

Según algunos entendidos, las encuestas son una fotografía de ese momento y sirven para realizar algunas consideraciones y hacer proyecciones de sus posibilidades, para llegar con aspiraciones y esperar las elecciones.

   %

Mientras tanto otros candidatos, especialmente los que no tienen posibilidades de llegar en el primer lugar, no tienen problema en decir que ellos no creen en las encuestas y que la mejor encuesta es el pronunciamiento en las urnas.

   %

Los candidatos están quemando sus últimos cartuchos, para tratar de ganar el respaldo de los electores, llegan a los más diversos sectores con su discurso, con sus ofertas, con sus propuestas y con su carga de demagogia y falsas promesas.

   %

Todo en busca de votos, sabiendo que hay que llegar y decir lo que a los electores les gusta escuchar, aunque saben que no podrán cumplir en caso de ganar en las urnas; entonces en un amplio sector hay desorientación.

   %

Un asunto muy preocupante es que varios de los candidatos no se practican   los valores; no se actúa en base a la dignidad, a la honradez, en base a los principios más nobles para llegar a la dignidad y dar ejemplo a los demás.

   %

Hay sectores que señalan, con las experiencias recogidas, que en nuestro medio y en el país en general, los antivalores se están volviendo valores; es decir que lo malo se ha vuelto bueno y así hay que llegar al electorado.

   %

Las posibilidades de los candidatos se están definiendo en estos últimos días de campaña cuando los indecisos están definiendo sus votos; son más del 20 % de votos que están en juego y muchos se definirán el día de las elecciones.

   %

A esta altura del partido ya no interesa los planes y proyectos que presentaron los candidatos, ahora interesa mucho más aparecer con algo, llegar con regalos, en una clara demostración de prostituir la democracia.

   %

En algunos sectores se ha confirmado la forma de la campaña, lejos de todo principio, de toda norma legal, no importa cómo llegar, lo importante es llegar y ahí veremos que hacer. Así las cosas, pensemos dos veces antes de depositar el voto. (O)