Entre reclamos y protestas en varias  ciudades del país, como que la cuestión va tomando forma en cuanto a un reconteo de votos, especialmente de las  actas que presentan  inconsistencias como está exigiendo la  alianza  Creo-Suma que respaldó la candidatura de Guillermo Lasso.

Entre esas protestas y reclamos se conoció, sorpresivamente, un comunicado del movimiento de gobierno Alianza Pais en el que  señala que se unen a las manifestaciones y pedidos de la alianza Creo-Suma para que se verifiquen las  actas  y las inconsistencias.

En medio de marchas y protestas se ha mencionado además que debería realizarse una auditoría del sistema informático del Consejo Nacional Electoral, esta solicitud o exigencia ha sido aceptada también por el presidente Rafael Correa, quien aceptó el ‘desafío’.

Por su parte el candidato presidencial, que según el  organismo electoral, según los datos extraoficiales, es el ganador de las elecciones, Lenín Moreno,  aceptó los ‘efectos’ del reconteo de votos o del análisis de las inconsistencias de las  actas.

En este ambiente lo que se  aspira es que el país vuelva a la tranquilidad, que si hay que analizar las inconsistencias de cuatro mil actas se lo realice y que se fortalezca al ganador o se acepte que hubo graves problemas, por decir lo menos.

Sea lo uno o lo otro, es indispensable que mantengamos los principios de nación, de país, de estado, que debemos mantenernos unidos, que debemos velar por la paz y tranquilidad de los ecuatorianos en general y no mirar de uno u otro lado solamente.

Debemos hacer fuerza por la unidad de la patria, dividida no vamos a ningún lado y para esa unidad es indispensable la predisposición de los dignatarios, de los líderes, de los políticos de  los  sectores sociales, de los sectores empresariales, industriales, populares y demás.

No puede ser que una elección deje a un país completamente dividido, todas las dudas deben aclararse; todas las dudas deben ser analizadas, estudiadas y solventadas, que por encima de intereses personales o de grupo, las acciones se encaminen a la unidad del Ecuador.

Los reclamos que se han presentado desde el pasado domingo 2 de abril, las manifestaciones y protestas, deben ser motivo de preocupación de los líderes y de los gobernantes, en lo que sea  de carácter legal proceder y dejar satisfechos a reclamantes y al pueblo en general.

Lo que se busca es que no queden dudas de ninguna clase, que no queden temores, que al final el ganador del proceso electoral sea investido con la complacencia de todos -ganadores y perdedores- y que la primera tarea sea de unidad en base del diálogo, el respeto y la libertad.

Quienes han protestado deben también analizar la situación y si se realiza el análisis de las inconsistencias de las actas y del reconteo, los resultados que se produzcan deben ser aceptados con caballerosidad y comprometerse con la unidad.

Este proceso electoral no ha sido fácil, ha tenido un camino lleno de obstáculos y piedras, se debió buscar mecanismos para avanzar de la mejor forma; entonces no podemos seguir con acciones de división, los resultados que  se obtengan en los próximos días deben ser respetados y así respetar al Ecuador que tanto requiere.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =