El señor presidente Lenín Moreno Garcés en la intervención durante la ceremonia de su posesión en la Asamblea Nacional, dejó claro su posición frente al país para sus cuatro años al frente del régimen ecuatoriano; temas que han sido resaltados por amplios  sectores de la población.

Moreno habló de diálogo, reiteró su posición de manos abiertas y brazos extendidos, que no seguirán las sabatinas, que  se plantearán cambios a la Ley de Comunicación, que se ratificará la dolarización y no habrá una moneda paralela.

Señaló también que firmará un decreto que tiene que ver con la austeridad en el sector público, situación que también ha sido visto de forma positiva por la ciudadanía en general.

La austeridad es un asunto que de alguna manera permitirá al gobierno ahorrar cientos de miles de dólares, por cuanto se ha evidenciado que se han producido grandes hechos de despilfarro en el país, lo han dicho analistas y opositores.

Y en nuestro medio no es para menos, ustedes conocen que casi cuatro años la Gobernación tuvo que pagar arriendo por las oficinas que arrendó en  el Sindicato de Choferes, mientras el edificio era sometido a una remodelación.

Remodelación o repotenciación, estuvo previsto ejecutarse en menos de dos años y tuvieron que quedarse dos años más por la falta de cumplimiento de las empresas que fueron contratadas.

Hay que saber si esas empresas fueron sancionadas como manda la Ley al no cumplir con los plazos establecidos y con los valores acordados; esa información deberá entregar quien ejerció las funciones de representante del ejecutivo.

Ustedes conocen que en una anterior administración municipal se construyó el edificio en el sector de San Agustín, quienes hablaban de planificación y obras al fin, señalaban que esa construcción estaba destinada a un centro comercial.

A la hora de la verdad no se concretó el promocionado centro comercial, luego se hablaba de arrendar para establecer franquicias nacionales y del exterior; a la hora de la verdad se convirtió en un edificio  público en el que atienden varias instituciones.

Y no es que  esas instituciones atienden en las oficinas de ese edificio, no señores, deben pagar arriendo y lo hacen organismos e instituciones que tienen edificios y locales propios, es decir  es la demostración palpable de la falta de austeridad.

En  las referidas oficinas del CAC atienen instituciones como la Agencia Nacional de Tránsito que tiene un local que se está deteriorando; atiene del distrito de salud de Latacunga; algunas oficinas de Elepco; del Magap; Fiscalía, Banco de Fomento, SRI, instituciones que tienen edificios propios.

Son miles y miles de dólares que se pagan en arriendo, oficinas públicas pagando al estado por el arriendo de oficinas teniendo locales y edificios propios. Y la austeridad. Bien gracias. El señor presidente en este caso le ha dado en el ojo.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − seis =