Plantaciones en Cotopaxi

La quinua contiene muchas más proteínas y grasas que los cereales, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3. Respecto al aporte calórico, la quinua es semejante o levemente superior a un cereal.

Un total de 30 hectáreas en los cantones: Pujilí, Saquisilí y Latacunga se destinan al cultivo de Quinua en Cotopaxi; uno de los alimentos más completos de la naturaleza, sin embargo, cada ecuatoriano consume en promedio menos de dos libras al año, por el desconocimiento de sus valores nutritivos.

De acuerdo a la nutricionista Ana Jaya, la quinua es una semilla, pero con características únicas al poder consumirse como un cereal, por eso, la llaman también pseudocereal. Como tal, la quinua provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de 6 gramos de grasas en igual cantidad de alimento.

La quinua contiene muchas más proteínas y grasas que los cereales, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3. Respecto al aporte calórico, la quinua es semejante o levemente superior a un cereal, pues contiene menor cantidad de hidratos.

Tiene alto aporte de fibra; 15 gramos por cada 100 gramos, la mayoría, fibra de tipo insoluble como poseen característicamente las semillas.

Posee potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.

La quinua al poder emplearse como un cereal, es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten. Tiene bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

Según Jaya la quinua es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en los organismos. Es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten.

Asimismo, por su alto contenido en fibra y su mayor aporte proteico respecto a los cereales, la quinua tiene un bajo índice glucémico.

Franklin Pilataxi, responsable de la unidad de fomento agrícola de la dirección provincial del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), comentó que la mayoría de personas no conocen estos beneficios de la quinua.

Recordó como en el 2016 Cotopaxi envió varias raciones de quinua a Manabí para los damnificados del terremoto, sin embargo, muchos no conocían la técnica para preparar la semilla, la mayoría dejó dañar el producto.

De acuerdo al experto hay infinidad de platillos que se pueden preparar con la quinua y es una de los objetivos de esta cartera de estado incentivar a los agricultores para que dediquen sus tierras a este cultivo, formar asociaciones para procesar el producto con miras a la exportación ya no de materia prima sino de productos elaborados.

La venta de la quinua es su estado natural decayó cuando otros países de América del Sur como Perú y Bolivia empezaron a exportarlo.

A decir de Paúl Pardo, chef con conocimientos sobre los granos andinos la quinua es uno de los productos más versátiles que existen se puede hacer cientos de recetas que van desde las empanadas, sopas, rellenos, pan hasta la hamburguesa con carne de quinua.

De acuerdo al Chef también se pueden realizar: Nuggets, quinua guisada con verduras, quinua con leche y coco, risotto de quinua vegano con setas y espinacas, ensalada de quinua con pollo agridulce, tacos veganos con fréjol, rollitos de primavera con quinua, milanesas de quinua, quinua al curri, arroz integral con quinua, albóndigas de quinua, entre otras.

La libra de quinua cuesta solo de 1 dólar y con ella se puede alimentar en promedio y dependiendo del platillo hasta 6 personas.

“La quinua además de ser deliciosa está al alcance de cualquier bolsillo, es ideal para niños con problemas de anemia, deberíamos consumirla a diario”, finalizó el experto en gastronomía. (I)