El presidente Moreno ha hecho el anuncio de que se realizará una súper carretera entre la ciudad del poder político Quito y la del poder económico Guayaquil, una vía de 4 carriles que disminuiría en una hora y treinta minutos el tiempo de viaje, entre las dos principales urbes del país.
En este mismo discurso menciona que esta obra beneficiará de gran manera a varias provincias entre ellas ha nombrado Cotopaxi, esto ha despertado mucho el interés de los que hacemos esta tierra y quisiéramos saber de qué manera nos beneficiará, si esta fabulosa vía que será concesionada a la empresa privada, no atraviesa nuestro territorio.
Más bien retrocediendo en el tiempo, recordamos que la Universidad San Francisco de Quito, presentó un proyecto similar, pero el mismo atravesaba por la mitad de la provincia de Cotopaxi y éste tenía un costo menor, a todo lo que se ha gastado en la peligrosa Alóag-Santo Domingo y que hasta el día de hoy no se ha logrado estabilizarla por completo.
La nueva autovía tendrá un costo de 1300 millones, un enorme gasto que pudo ser menor si es que se le hacía caso a la nombrada universidad, que pensaba en este ambicioso ideal, y que se la debió ejecutar hace muchos años y el beneficio habría sido incalculablemente mayor que la costosa inversión que se ha hecho y se sigue haciendo en la Alóag-Santo Domingo, para evitar que haya más derrumbes, los que se siguen complicando de gran manera en la época invernal o no necesariamente, llueve y esta arteria se tapa, hasta por semanas enteras.
Lo que nos preguntamos todos, es si valdrá la pena invertir tanto dinero en este proyecto, acaso no hay más alternativas, como lo señalaba la Universidad San Francisco, una pregunta clara que sin duda deja de ser cuestionada, cuando intervienen los tentáculos del egoísmo capitalino, que lo quiere abarcar todo y tapar la boca de todo el mundo, para salirse con las suyas.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + nueve =