Los espacios adecuados albergan 12 caballos, los mismos que sirven para el orden público y están próximos abrir las puertas para brindar terapias a niños espaciales.

La Unidad de Equitación y Remonta de la Policía Nacional de la zona 3, cuenta con un nuevo y amplio espacio en la hacinada Nagsiche en el cantón Salcedo provincia de Cotopaxi, los uniformados adecuan el predio que estuvo abandonado, con el apoyo de la empresa pública y privada esperan habilitar todos los espacios para brindar terapias y seguridad montada en las provincias del centro del país.

La Unidad de Equitación y Remonta de la Policía Nacional de la zona 3, se encuentra en la adecuación de un nuevo espacio en el cantón Salcedo, una hacienda que estaba abandonada es adecentada por los uniformados, Guillermo Carrillo, responsable de la Unidad de Equitación y Remonta de la Zona 3, indicó que aproximadamente están ya dos meses en el lugar dando mantenimiento respectivo, “después de estar abandonado por muchos años el lugar estaba totalmente en malas condiciones, por ello hemos iniciado el trabajo de adecentamiento”.

Al momento una docena de caballos viven en el lugar, el proyecto es contar con 50 ejemplares, “una vez adecuada toda la infraestructura se brindará el servicio de hipo terapia a niños con capacidades especiales, hemos podido adecuar 12 pesebreras para los caballos para que ellos pernocten, una vez que tengan ya las condiciones adecuas para poder recibir a los niños que tiene alguna limitación especial, difundiremos de igual manera la invitación para trabajar con fundaciones y el patronato, de esta forma los niños serán los beneficiados con terapias”.

En una primera etapa 4.2 hectáreas son utilizadas, los uniformados piden el apoyo de la colectividad en general para los trabajos de mejoras y abrir las puertas de este centro con los distintos servicios, “las áreas que se deben adecuar son el picadero, las canchas, los potreros para el mantenimiento de los caballos, es por eso que estamos haciendo las coordinaciones con la empresa privada y pública, para la donación de madera, pintura, material eléctrico que ayudará a adecuar el espacio”.

La Unidad de Equitación y Remonta, a través de vigilancia policial a caballo, apoyará a todas las unidades policiales de la Zona 3 en el mantenimiento y control del orden social, Rolando Molina, jefe del Distrito de Policía Salcedo, manifestó que con el compromiso permanente del servicio a los demás en una labor social igualitaria, “la Unidad de Equitación y Remonta tiene otras áreas como es integrar a la sociedad en un nexo de amistad como es la hipo terapia, patrullaje montado en los diferentes espectáculos públicos, conciertos así como en el patrullaje preventivo en áreas de difícil acceso como en temas de abigeato, parques, plazas entre otros”.

La Unidad de Equitación y Remonta, sensible a la responsabilidad social de la Policía Nacional, implementó un programa para niños especiales que acuden con sus padres para recibir terapias de rehabilitación y psicomotricidad.

La Unidad de Equitación y Remonta también profesionaliza a los policías a través de cursos de especialización, no solo a nivel nacional, sino también en el exterior, “el jinete policía es el completo dominio del caballo que monta y a éste, obediencia, resistencia y destreza. En el picadero, lugar donde se entrena al jinete y al caballo, se enseña los fundamentos que sirven para obtener el dominio absoluto del caballo en el terreno.

Los equinos de la UER se les prepara para operativos y manifestaciones y para ello se les acostumbra a ruidos, gritos, explosiones, tiros, música altisonante, aspectos que le permiten adaptarse a situaciones extremas y no asustarse en las manifestaciones o concentraciones”.

El caballo impone presencia y respeto, no temor y no le afecta el gas lacrimógeno, situación que lo convierte en un animal apto para el control público en casos de violencia, los entrena también para ocasiones especiales y para ello está la Banda Montada, que es un grupo musical a caballo, conformado por policías y que se presentan en actos protocolarios y solemnes. Algo que preocupa a los uniformados es que en este lugar existe maquinaria abandonada que, al parecer, pertenece al Ministerio de Agricultura, los uniformados piden se retire la misma para evitar daños en el ganado caballar que en oportunidades cabalga a campo abierto