La comunidad Mercedaria llega a Latacunga en 1641 y el culto a la Virgen se da bajo la advocación de Virgen del Volcán. La imagen de autor anónimo de la colonia es tallada en madera de balsa y tiene un metro con cincuenta y siete centímetros de alto. En la festividad de la Mama Negra se le rinde honores: en la fiesta de septiembre en su templo, en tanto que en la fiesta de noviembre es ubicada sobre una tarima levantada en muchas ocasiones frente al Palacio Municipal.
La época de construcción de la iglesia de la Merced según el INPC data del Siglo XIX (1800 – 1899). Desde el año de 1640, existió una capilla en el mismo lugar que hoy existe la Iglesia. El mismo Instituto de Patrimonio señala que el templo en lo estético formal: “presenta una volumetría de apariencia delgada y alargada, se tiene dos accesos principales uno al frente de la fachada que da a la calle Echeverría, otra en la fachada lateral a la misma que antecede una plazoleta. Los dos ingresos son de una expresión formal diferente en la una se tiene un vano con arquivoltas mientras que en el otro tenemos un ingreso que remata con una venera y flanqueada con columnas geminadas. Remata su fachada con una cornisa que es antecedida por una serie de ménsulas cortas que rodean a toda la cubierta, el ingreso de luz hacia el interior se realiza por medio de unos arcos apuntados “lobulados”. Remata su fachada en la una torre circular que en su pináculo sostienen una cruz metálica, el otro ingreso remata en un frontoncillo acompañado por cipos que sostienen unos cálices ciegos”.
En la tipología funcional: “la Iglesia, está construida sobre un plano de Cruz Latina, de una sola nave, sobre el crucero se realza una artística cúpula. En las paredes resaltan los pilares que son decorados, la bóveda es de cañón corrido, sobresalen sus nervaduras. Las paredes también presentan decoraciones pintadas de bustos de varios personajes de la orden. En los nichos se tiene figuras religiosas. El presbiterio antecede a un vistoso altar mayor, en uno de los costados se encuentra una pintura que representa la protección de la Virgen a la provincia durante las erupciones del volcán Cotopaxi, tiene aproximadamente 2.5 metros de largo por 2.5 metros de ancho y 2 metros de altura” (INPC).
En el ámbito técnico constructivo se señala: “su cimentación de piedra molón, sostiene las generosas paredes de piedra pómez construidas con el sistema de ´cascajo´, su esbelta escala es rematada con un cielo falso que sigue la forma del cañón corrido el cual también es decorado, sobre este se encuentra las cerchas de madera que ha sido techada con teja de barro cocido” (INPC).
Es necesario destacar que el INPC advierte que el entorno urbano de este importante ícono del patrimonio material inmueble del Ecuador es desastroso, la presencia de un mercado que se ubica en la plaza la Merced, tuguriza su emplazamiento, generando un desorden visual acompañado de suciedad y malos olores. Con el entorno natural no existe una vinculación directa, solo se tiene el paisaje que rodea a toda la ciudad.(O)