Los comerciantes indican que es necesario socializar con tiempo para no abastecerse de productos

A pesar de las disposiciones emitidas por el COE Cantonal el pasado lunes 17 de enero en horas de la tarde, ante el aumento de contagios por COVID-19, los comerciantes continúan en sus actividades

Fany Villalva, presidenta de los comerciantes de papas en la plaza Eloy Alfaro, indicó que las resoluciones dispuestas no fueron socializadas de manera oportuna, por tal razón no pueden paralizar su trabajo, ya que los productos que adquieren son perecibles, “para que tomen esa decisión, nos deben anticipar tanto a nosotros para no comprar los productos y a los productores para que no cosechen las papas”, según se pudo conocer que algunos comerciantes desde las 4 de la mañana llegaban a la plaza con sus productos.

Ante esta situación, las autoridades municipales encargadas de realizar los controles, llegaron a un acuerdo, permitiendo que las papas que no pueden ser guardadas sean vendidas con regularidad.

Según la representante de la plaza, hasta el momento solo se ha registrado una comerciante contagiada, sin embargo, la presidenta se ha dedicado a exigir a sus compañeros de trabajo, mantener el aseo riguroso de la plaza y a la vez aplicar todas las medidas de bioseguridad como el uso de doble mascarilla, desinfección de manos y el distanciamiento.

Por su parte Holger Mayora, director de Servicios Públicos y Gestión Ambiental, se habría comprometido en enviar dos veces por día los basureros municipales para el retiro de desechos, que atenten contra la salud.

La venta de hortalizas, frutas y demás servicios, se desarrollada con normalidad, por lo que la colectividad puede acercarse a realizar sus compras, finalizo la comerciante.