Esto lo decimos ante el deseo de que el edificio de la vieja cárcel pase a otro propietario, advirtiendo que este inmueble no es municipal sino que es de los latacungueños; pues el municipio actual y los que pueden venir con el tiempo no podríamos decir que este lugar que lo creen olvidado, pero que tienen sus buenos cimientos.
El edificio de la antigua cárcel se levantó y se lo hizo cárcel cuando quedaba entonces al borde sur de la ciudad; pero ahora queda dentro.
Es un sitio bellísimo que debe ser considerado por los artistas del urbanismo, considerando su vecindad con el nuevo edificio hospitalario, pensamos que quizá sería parte del gran centro hospitalario.
Los restos de la vieja cárcel esperamos sean bien utilizados, así lo pensamos.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =