En la gráfica en carrera en Salcedo, el pedalista Bolívar Chiluisa, ya accidentado. Foto. LM.

El latacungueño Jorge Bolívar Chiluisa sufrió accidente en Salcedo; Fabián Taipe quedó fuera de competencia.   

Los aplausos animaron a Jorge Bolívar Chiluisa a pedalear con fuerza por las calles de Salcedo, donde este lunes, 8 de octubre de 2018, se corrió la tercera jornada y el primer circuito urbano de la Vuelta Ciclística al Ecuador.

La sangre en su glúteo derecho debajo de la pantaloneta rasgada (foto principal) llamaba la atención del público y provocó el respeto de los asistentes de ciclistas de otras provincias que permanecían a lo largo de la ruta con llantas de repuesto en mano.

Quienes están familiarizados con este deporte sabían que el más experimentado del equipo de Cotopaxi estaba realizando un esfuerzo físico más de lo normal debido al accidente que tuvo en la segunda de las 12 vueltas (102 kilómetros) que estaban previstas por las calles de Salcedo.

Bolívar Chiluisa, oriundo de Latacunga, y tres ciclistas más (de otras provincias) cayeron en una alcantarilla abierta en la bajada de El Calvario, por cerca del paso lateral de Salcedo (sur). El cotopaxense y otros dos deportistas lograron pararse y continuar la competencia, pero el cuarto se había roto la clavícula y fue internado en el hospital del cantón.

Así lo narró Marcelo Chiluisa, hermano de Bolívar, quien iba atrás en su vehículo desde donde abastece al equipo cotopaxense.

“El tablero del carro marcaba 95 kilómetros, mi hermano estaba yendo a más velocidad de esa, ya que allí es una bajada y las bicicletas vuelan”, resaltó Marcelo Chiluisa. El accidente pudo ser grave. El aro de una de las llantas se partió y también se afectó el cuadro de la bicicleta.

Bolívar “no quería continuar, pero yo le animé, le dije que de cosas más graves se había levantado. Así que armamos rapidito otro aro en otro cuadro y siguió”, narró Marcelo, quien realiza el papel de mecánico, delegado y abastecedor del equipo cotopaxense en su automóvil Hyundai Elantra.

“Vamos Ch”, gritaban los asistentes de los ciclistas carchenses como muestra de admiración al cotopaxense. “Vamos Cotopaxi”, alentaban latacungueños que se dieron cita en Salcedo. “Eso creo le dio fuerza (a Bolívar)”, comentó Marcelo.

Sin embargo, aunque lo visible era el rasgón del glúteo derecho, este era superficial. Lo grave fue un corte profundo en la rodilla izquierda.

En la séptima vuelta, cerca del hospital, los comisarios ordenaron a los de la ambulancia que paren a Bolívar Chiluisa y lo internen “porque estaba sangrando mucho”, según relató su hermano Marcelo. “Le hicieron doble cosida”.

Si Bolívar Chiluisa se hubiese retirado por su cuenta, estaría fuera de la competencia y ya no podría correr las jornadas que faltan hasta el sábado 13 de octubre en que culmina el torneo, en Tulcán. Pero como fue retirado por orden de los comisarios, puede seguir en competencia.

“Él (Bolívar) quiere seguir, pero el doctor dice que no, le dio reposo, le dijo que si corre se le pueden zafar los puntos. Veamos cómo amanece mañana (martes) y qué mismo decide”, informó Marcelo Chiluisa a Cotopaxi Noticias la tarde de este lunes.

Si Bolívar Chiluisa se retira, el equipo de Cotopaxi se quedaría con dos de los cuatro deportistas que iniciaron la competencia el sábado. Quedarían su hermano Fabián y el joven John Martínez, oriundo de Salcedo. Fabián Taipe, también latacungueño, quedó fuera de la competencia el domingo debido a que superó el tiempo límite de llegada entre Tena y Puyo.

A Taipe “se le trabó un tensor de la cadena y se demoró en cambiarlo porque tuvo que arreglarlo él mismo”, indicó su tocayo, Fabián Chiluisa.

Fabián Chiluisa, cree que, si hubiesen tenido un mecánico, Taipe habría logrado regresar a la carrera a tiempo.

Ahora Fabián Chiluisa pretende mantener su tradición de sus anteriores vueltas a la República, de terminar la cita nacional.

Igual reto, se ha puesto John Martínez, quien dijo que se sintió emocionado de correr en su tierra. Él también tuvo un percance: algunos ciclistas chocaron sus bicicletas entre sí a la altura del redondel del Príncipe San Miguel (norte) y se le dañó el manubrio de cambios.

Este percance y el de Bolívar ocasionaron que el equipo cotopaxense se rompa y que los tres ciclistas se ubiquen en pelotones distintos.

Los ciclistas explicaron que mientras más grande sea un equipo, mejor se cuidan entre sí y logran su objetivo. Generalmente el líder recibe la protección de los demás para fugarse (adelantar desprevenidamente) de un pelotón y triunfar.

Cuando quedan pocos integrantes, un equipo puede aliarse con otros, pero Martínez considera que es difícil, “porque todos tienen interés en ganar”.

De los 110 ciclistas que comenzaron la vuelta, el sábado 6 de octubre en Coca, esta mañana tomaron partida los 104 pedalistas que continuaban en carrera. Las rutas del tránsito vehicular se alteraron en Salcedo. El público aprovechó el feriado y salió a las aceras a observar la competencia.

Adicional a los percances de Bolívar Chiluisa y John Martínez, el automóvil de abastecimiento empezó a fallar y Marcelo lo llevó a la mecánica en la tarde. Este vehículo está distante de parecerse a las camionetas 4 x 4 cerradas o abiertas que abastecen al resto de equipos.

El equipo es auspiciado por la Prefectura de Cotopaxi. Esa institución le entregó USD 1.000, pero no es suficiente, según resaltaron los ciclistas. El prefecto Jorge Guamán saludó con Fabián y John al final de la jornada.

La Vuelta Ciclística al Ecuador continúa el martes, 9 de octubre, con la cuarta etapa, desde El Boliche (Cotopaxi) hasta Quito (106.4 km), desde las 10:00, pasando por el Valle de Los Chillos y Cumbayá’. (Tomado: la nota de Luis Muñoz, de Cotopaxinoticias.com). la Cuarta etapa fue ganada por el ciclista carchense Jonathan Caicedo, reciente triunfador de la Vuelta a Colombia 2018 y favorito para llevarse esta edición en Ecuador. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + diecisiete =