Las personas que no usan mascarilla van disminuyendo.

La normativa que rige la ordenanza municipal de utilizar mascarilla, no se cumple a cabalidad en la ciudad.

Descuido, olvido, irresponsabilidad o falta de recursos económicos son las principales causas por las cuales algunas personas no utilizan mascarilla cuando salen de las casas.

El no utilizar mascarilla es violentar una de las principales normas de bioseguridad, debido a que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el virus que provoca la enfermedad del Covid-19, se trasmite por pequeñas partículas de saliva que producen las personas al hablar, no usar mascarilla es un foco latente de contagio.

Por ello el GAD Municipal de Latacunga, creó una ordenanza donde establece sanciones para aquellos que las incumplan; los operativos de control se realizan diariamente en coordinación con la Policía Nacional, Municipal, y las comisarías del ramo.

Eugenio Ríos, comisario municipal, dio a conocer que desde que entró en vigencia la ordenanza se sancionó a 92 personas por no usar mascarilla, de ellos se espera notificar al 50% para seguir el debido proceso, en el que se contemplan sanciones, que van desde cancelar el 10% del salario mínimo vital, hasta otras sanciones más rigurosas.

Ríos contó que no existe un sector específico dentro del perímetro urbano donde se violente la normativa; pero en parroquias del sector rural como Tanicuchí, Toacaso, entre otros, las personas continúan con la desobediencia.

“Hay personas que sí usan mascarilla pero lo hacen mal, se colocan el en cuello, o con la nariz por fuera, así no sirve y por aquí hay muchos”, contó Mireya Toca, habitante de la parroquia San Buenaventura.

Por su parte el Comisario Nacional aseguró que los operativos continuarán, para ello se reúnen todos los martes, desde ahí generan un calendario, con días, horarios y rutas. Sin embargo, hay un punto positivo: desde que empezaron los controles las personas que no usan mascarilla están disminuyendo progresivamente.

Para el director distrital de Salud, Jorge Proaño, es importante cumplir con cada una de los pedidos en las normas de bioseguridad; lavado de manos, distanciamiento social y uso correcto de mascarillas. (I)