El 12 de abril de 1967 se fundó LA GACETA, el diario de la provincia de Cotopaxi, que desde ese momento no ha parado de despertarnos, con sus noticias y novedades.

Ha sido un arduo trabajo para Rafael Sandoval Pástor y su familia el mantener un diario con prestigio y distinción desde esa época hasta la actualidad.

Para un tener un diario es necesario contar con un personal muy calificado en todos los ámbitos, tanto en lo periodístico como en redacción, fotografía, diseño, producción, distribución entre otros, que han sido realizados con esmero y gran empeño sin descanso desde su inicio.

Rafael Sandoval Pástor -al cumplir cien años de vida- nos inculca una gran enseñanza de perseverancia, fortaleza, templanza y proligidad en el cumplimiento del deber.

Solamente una familia unida y correcta puede sacar adelante un diario provincial con los más altos estándares y calidad. Su esposa, Consuelo Egas Varea, fue un pilar esencial en la vida de este ilustre profesor y periodista, quien a pesar de adversidades de la vida siguió con sus escritos hasta el día de hoy.

No puedo dejar de mencionar a Carmenluz y Rafael Emilio, quienes heredaron la profesión de periodistas y coordinadores del Diario, siguiendo su gran legado de amor y cuidado hacia su padre y por la comunicación veraz y puntual para toda la provincia. Ahora por redes sociales nos llegan las noticias de la provincia a todo el pais.

Realmente un trabajo de hormiga que empieza en las manos, los redactores, los prensistas, comunicadores, los administradores, repartidores y demás hacen acrecentar nuestra admiración por este diario que empezó pequeño y hoy es grande, tanto desde su personal como en la calidad comunicativa.

La Gaceta es un ejemplo de esperanza y de que todo se puede superar, especialmente en estos momentos duros de la vida. Ellos desde sus inicios guardan las memorias tristes del pasado, pero también las esperanzadoras.

El paso del tiempo solo nos enseña que todo cambia, y cambia por algo, que la vida continúa pese a las adversidades, pero el sol cada mañana nos despierta para decirnos ADELANTE, TÚ PUEDES, ES OTRO DÍA.

Como colaboradora me siento orgullosa de poder transmitir a mis lectores lo importante que es la lectura y estar bien informados.

Que el ejemplo de fe y profesionalismo sea nuestra bandera para seguir en la lucha en estos momentos duros para la patria y el mundo, como lo demuestra La Gaceta.(O)