Antes de casi no haber sido mencionados, ni tomado en cuenta, hoy tenemos nuestro nombre en los principales titulares de la prensa, de la televisión de las radios, de las redes sociales; es decir nos hemos convertido en el centro de la popularidad, pero no de algo bueno, nos hemos convertido en el centro de la popularidad de la crónica roja.
Todo lo peor, ya sea violación, guerrilla, asesinatos, delincuencia organizada, especialmente políticos corruptos, ladrones, etc, etc., la peor lacra de la sociedad, termina, con la palabra, fue trasladado a la cárcel de Latacunga.
Los latacungueños estamos hartos de ser el centro de atención de todo lo malo y como tal pedimos de manera urgente, más bien, exigimos que la penitenciaria regional de máxima seguridad, cambie de nombre, el nombre más indicado es el de uno de los promotores, de esta magna obra, como algún día lo mencionaba el expresidente.
Es decir, el nombre sería de pensarlo muy bien, por ahí estarían nominados, el exgobernador, un exalcalde o el de su promotor Rafael Correa Delgado, y sin duda, sino es uno de estos nombres el principal, por lo menos los pabellones deberían tener cada uno el nombre de estos personajes, que hicieron hasta lo imposible para que esta penitenciaria hoy sea el centro de atención de todo el mundo. (O)