La ciudad y Cotopaxi, necesitan de la realización de proyectos trascendentales que generen  economía, permitiendo que el potencial humano y los recursos se queden en la tierra. Por ello, las autoridades deben pensar en realizar obras que generen economía y bienestar a la población.

El sacerdote Freddy Pruna de la Diócesis de Latacunga, frente a la construcción del paso deprimido El Molinero en el sector de San Felipe, dijo que siempre será gratificante que el Municipio y los gobiernos provinciales, realicen obras de progreso para los pueblos, y para ello es importante tener la aceptación de las personas que habitan en el lugar de la obra, de quienes realizan actividad comercial y lo más importante, es saber escuchar a las partes involucradas,  como el sector del transporte.

Cada institución cuenta con una dirección de planificación, la que debería sociabilizar  los proyectos y hacer entender a la gente, que los mismos van a generar bienestar y mejoras en sus  condiciones de vida. “Frente a ello, estoy seguro que ningún ciudadano se va a cerrar a una obra de progreso para la zona y la ciudad”.

El sacerdote dijo que las autoridades municipales, deberán establecer acciones para enfrentar problemas sociales como la delincuencia y alcoholismo existentes en la zona, cuando el proyecto este ejecutado y al mismo tiempo, espera que la obra vaya a generar economía para el sector.

El religioso indicó que Latacunga y la provincia, necesitan de proyectos trascendentales  que generen economía a la provincia, permitiendo que el potencial humano y los recursos se queden en la zona. Dijo que se observa que estamos descuidados a nivel provincial y cantonal, por lo tanto, invitó a las autoridades a desarrollar obras que generen bienestar y progreso  en la sociedad.(i)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 8 =