Geólogo Theofilos Toulkeridis, mediante su conocimiento dijo que es posible hacer obras que reducirían el efecto en el caso de darse una erupción del volcán Cotopaxi. FOTO M.S.LA GACETA

“El Cotopaxi es el volcán más temido del Ecuador”, expresó el geólogo Theofilos Toulkeridis, catedrático de la ESPE, en el taller realizado en Latacunga el pasado miércoles 18 de septiembre, él hablo sobre las soluciones reales ante la “próxima” erupción del coloso.

Al presentarse este hecho Latacunga y Sangolquí serían los más afectados especialmente por las amenazas de los lahares (es un flujo de sedimento y agua que se moviliza desde las laderas de volcanes).

La actividad la organizó la Coordinadora Andina de los Derechos Humanos y se desarrolló en el Auditorio de la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE) Latacunga, un evento que tuvo el interés y concentró a la población en general.

Según el geólogo hoy con la tecnología se puede hacer obras de mitigación y los costos estarían bordeando para la parte sur 180 millones de dólares y para la parte norte 120 millones de dólares. “Si no se hace nada la pérdida será de más de 36 mil millones de dólares y habría hasta 105 mil muertos y esto se quiere evitar para que la ciudad no se quede desértica”, expresó.

En el 2015 la reactivación del volcán fue un evento hidrotermal, (no puede producir ni flujos piroclásticos, ni lava, ni lahares) más no magmático. Sin embargo, que el efecto de erupción en algún momento va llegar. A decir del profesional desde aquel día existe la zona muerta y nadie quiere invertir en la ciudad.

Frente a esto, explicó las obras de mitigación que sería tanto de la parte estructural como no estructural y que en muchos países las están utilizando tales como: las estructuras de retención, escalones, diques de conducción, entre otros.

Otras de las alternativas están en los glaciares donde se producen los lahares se podría perforar parte de estos y los fragmentos puede descender, “el glacial se recupera en un año, pero no dará a paso a formar lahares”, expresó. Todo esto es viable y financiable, pero se requiere del apoyo para su ejecución.

De 1877 hasta el 2006 se ha reducido el volumen del glacial, había 1 kilómetro cúbico y ahora 0.5 kilómetros cúbicos, por ello que se necesita más descongelamiento. Dijo que la obra más compleja se demoraría cerca de seis meses “sólo se requiere voluntad política y si no hacemos nada nos costará mucho más que hacer obras”.

Rafaela Holguín, concejala, dijo que el Municipio de Latacunga no tiene un presupuesto para dichas obras y es necesario el apoyo del Gobierno Central. “Hoy vemos que hay esperanzas y necesitamos de dicho apoyo y eso es lo que tenemos que promover”. Finalizó. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 3 =