Ángel Ahumula, restaurador de pianos.

Las habilidosas manos de Ángel Ahumala hacen magia para dar vida a los pianos antiguos, esta vez las teclas de un piano de más de 120 años volvió a llenar de alegría la casa de don Patricio Coronel, este piano ha pasado por tres generaciones.

Ángel Ahumala, es latacungueño de nacimiento y corazón, desde muy joven estudio lutería de pianos en el sur de Francia, en el conservatorio de Lyon, luego trabajo con las familias de Pleyel y Gabaol. Hace 31 años se regresó al país y desde ahí trabaja de una manera artesanal todo lo que es la restauración de pianos acústicos.

Dijo que recuperar un piano realmente es un reto, porque es más que la suma de sus partes, está conformado por diferentes tipos de materiales como metales, fieltros, maderas y toda esta combinación permite llenar de música los espacios.

La recuperación de realiza Ahumala es respetando la concepción del constructor, “no podemos restaurar un piano dañando la acústica de esa época, poniendo materiales que no van a permitir que el piano suene como fue concebido en sus inicios, por ejemplo no pueden poner martinetes de diferente tipo o fieltros que no den amortiguación en el teclado para conservar la alineación de los martinetes” aseveró.

Dijo que en Latacunga ha encontrado maravillas de pianos como son de origen alemán, existen dos pianos históricos en el museo de la Casa de Los Marqueses, los mismos que le impresionaron, dejó un presupuesto para el arreglo pero nunca le llamaron.

“Como hijo de esta madre tierra quisiera restaurar esos pianos, por otro lado el piano del colegio Vicente León que es un piano de media cola está abandonado me interesaría mucho poder restaurarlo”.

Hizo la invitación a las familias latacungueñas y cotopaxenses para que le contacten al 0984999922 y al whatsapp 0999925027, tienen la página web www.ahumalapianosecuador.com. Los talleres están ubicados en Tumbaco, en el sector de la Buena Esperanza donde tienen las instalaciones para restaurar pianos.