Transporte comunitario se convierte en el eje central de comunicación de las personas que viven en zonas lejanas. (foto internet).

El transporte comunitario actualmente busca reconocimiento dentro de la mancomunidad como una actividad de prestación de servicio, es decir, que los conductores cuenten con el permiso de operación respectivo.

Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, informó que con anteriores autoridades se logró posesionar un criterio para ciertas unidades pertenecientes a los cantones de Salcedo, Pujilí y Saquisilí.

Lo que se pide es que el transporte comunitario se dé en las jurisdicciones que corresponde, sobre todo en territorios donde aún no está resuelto. Según Iza existen intereses especialmente de compañías establecidas las que no han permitido tal situación. Aseguró, “no queremos quitar el trabajo a nadie ni de las compañías establecidas, ni del transporte público, lo que se pretende resolver es de nuestras comunidades donde todavía aún no está resuelto el transporte”.  

Dicho medio de transporte lo que hace es dinamizar la producción de las comunidades; es decir, donde no ingresa transporte “legalizado” para movilizar los productos a las grandes ciudades. “A veces no entendemos esta particularidad y generalizamos y se afecta a los compañeros que están haciendo esta actividad”, agregó.  

En ocasiones dicha modalidad no tiene réditos económicos “más bien es para intensificar la producción, ya que de eso se mantienen las comunidades”.

En diciembre pasado se posesionó este tema y están esperando a ser convocados por la Asamblea Nacional y discutir en el pleno la realidad y serán ellos quienes decidirán si pasa o no esta situación. (I)