Daños por afectación de lluvias. (Foto cortesía).

Como resultados de la etapa invernal en la parroquia de Guasaganda provocada en la última semana se ha generado taponamientos de alcantarillas y daños en dos puentes. Sin embargo, el trabajo mancomunado de las autoridades ha permitido solventar las necesidades.  

La presencia del invierno es prolongada en el territorio, informó Jorge Luis Corrales, presidente del gobierno parroquial de Guasaganda. Sin embargo, a través de los convenios firmados con el Gobierno Provincial han podido ejecutar trabajos de mitigación y así responder ante las necesidades de la ciudadanía.

Al momento no ha declarado el estado de emergencia, puesto que ha logrado solventar los problemas, destacó.

Durante los últimos días, varios han sido los inconvenientes presentados por las fuertes precipitaciones, a decir de Corrales se ha dado taponamiento de alcantarillas, daños en dos puentes: uno el metálico en la vía principal de Pucayacu para llegar al recinto La Josefina.

Mientras que en el otro que está ubicado a la entrada a la parroquia Guasaganda, en el sector de Guayacán sobre el río Pilaló, trabajan en la prevención y cuidado.

Además, con la etapa invernal no se han registrado daños a las viviendas y con la labor coordinada con la Prefectura se ha hecho un plan de contingencia para poder responder a la brevedad posible, finalizó. (I)