El principal Editorial de la Revista Vistazo, de 12 de noviembre de 2020, titulado “Basta de Abuso al IESS”, señala que “El gobierno le debe al IESS 1400 millones de dólares”. Dice que, “ha decidido pagarle en efectivo 230 millones y en bonos de cinco, 10 y 15 años plazo lo restante”.

Esta deuda a la que hace referencia Revista Vistazo es solamente una pequeña parte de una  monstruosa deuda que tiene el Estado con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social desde hace muchos años.  Los 1400 millones de dólares corresponden a la falta de pago obligatorio del 40% de las pensiones que debe cancelar mensualmente el IESS a sus afiliados pasivos, este gobierno lo dejó de hacer desde octubre de 2019. El Estado le debe además, por esa misma obligación constitucional y legal, los valores no pagados por el gobierno del ex-presidente Correa por más de dos años, tema resuelto por la Corte Constitucional, que determinó que es una obligación ineludible de pago, estamos señalando un aproximado de más o menos 3000 millones de dólares. El Estado le debe al IESS  los valores por atención y servicios médicos establecidos por la Contraloría General del Estado por un valor inicial de 3700 millones de dólares y que se pretendió en el correato desaparecer dicha deuda, borrándola de la contabilidad institucional, a la fecha ese monto inicial debe estar por sobre los 5000 millones de dólares. El Estado le debe al IESS por concepto de déficit actuarial una cantidad que se estima sobrepasa los l0 000 millones de dólares, se sabrá exactamente cuando se verifique técnicamente mediante un estudio actuarial.  El Estado le debe al IESS por concepto de contribución al Seguro Social campesino…etc.

Señores candidatos a las primeras magistraturas del país, aspirantes a asambleístas. Comedidamente me permito recordarles que la Constitución de la República señala  que la Seguridad Social es un derecho  irrenunciable de todas las personas y deber y responsabilidad del Estado. Que el IESS es una Institución del Sector Público, dotada de autonomía normativa, técnica, administrativa, financiera y presupuestaria, con personería jurídica y patrimonio propio, sus fondos y sus reservas son totalmente distintas de las del Fisco, por consiguiente, los dineros que administra el IESS, son de exclusiva propiedad de los afiliados activos y pasivos, no pueden gravarse  por ningún concepto ni motivo, ni bajo ningún pretexto, ni dedicarse a otros fines que no sean los establecidos en la Constitución y la Ley, deben únicamente dedicarse a los fines de la seguridad social. Deben conocer ustedes -presumo- que durante estos largos 14 años de la Revolución Ciudadana-Alianza País,  se ha venido aprobando anualmente el Presupuesto General del Estado, sin cumplir la disposición constitucional que determina que en ese instrumento se debe hacer constar los valores correspondientes para cumplir con el IESS, partiendo del 40% de contribución para  el pago de pensiones.

Los candidatos a Presidente y Vicepresidente de la República y a  Asambleístas Nacionales y Provinciales, deben  comprometerse bajo palabra de honor -con el pueblo ecuatoriano-, primero, a cumplir y hacer cumplir la Constitución de la República y la Ley de Seguridad Social, por consiguiente pagar la deuda al IESS; luego de poner en orden las finanzas del Instituto con el Estado, promover  las reformas necesarias que requiere la Seguridad Social  en general y del Banco del IESS en particular. No tiene sentido ofrecer “reformas” si no se soluciona el problema  financiero creado por el Estado al no pagarle al IESS lo que le debe y peor aún seguir tomándose dinero de exclusiva propiedad de los afiliados y jubilados -de cualquier forma -y ofrecer a reglón seguido “reformas al sistema”, dejen de ser abusivos con el IESS, ciudadanos no lo permitamos. Tienen la palabra señores candidatos.(O)