La Constitución de la República, nos indica que la Seguridad Social es un derecho irrenunciable de todas las personas y deber y responsabilidad del Estado. Dentro del esquema diseñado para la implementación del Sistema Nacional de Seguridad Social se establecen “los seguros complementarios”, los mismos que están orientados a proteger contingencias de seguridad social no cubiertas por el seguro general obligatorio o a mejorar sus prestaciones y son de carácter opcional, se financian con el aporte de los asegurados (socios), los empleadores podrán efectuar aportes voluntarios.
La vigente Ley de Seguridad Social, encarga a la Superintendencia de Bancos la regulación, supervisión y vigilancia de las instituciones públicas y privadas integrantes del Sistema Nacional de Seguridad Social.
El Sistema Nacional de Seguridad Social en el Ecuador, está integrado por : El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social IESS, el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas ISSFA, el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional ISSPOL, las Unidades Médicas Prestadoras de Salud UMPS, las personas jurídicas que administren programas de seguros complementarios de propiedad privada, pública o mixta que se organicen según la Ley.
La naturaleza jurídica de los Fondos Complementarios Previsionales Cerrados de Jubilación o Cesantía de los servidores activos y pasivos de Instituciones públicas o privadas, de conformidad con las disposiciones constitucionales y legales citadas, constituyen entidades de derecho privado, formadas por trabajadores y/o empleados, que sin perseguir fines de lucro, tienen por objeto realizar actividades de beneficio social a través de una institución denominada Fondo Complementario Previsional Cerrado, los mismos que se conforman con un patrimonio autónomo, diferente e independiente del patrimonio de la de la institución administradora o de aquella de la cual deriva la relación laboral o gremial, siendo el aporte patronal voluntario. Estos Fondos son administrados bajo un sistema de ahorro individual.
En consecuencia, estos Fondos de Jubilación o de Cesantía así conformados, se constituyen para financiar el pago de prestaciones definidas (Cesantía, Jubilación, Riesgos del Trabajo), para mantener la viabilidad de los Fondos, para mejorar la cuantía y las condiciones de las prestaciones correspondientes al Seguro General Obligatorio administrado por el IESS, tales como vejez, muerte e invalidez, a través del ahorro voluntario de sus afiliados.
En la última década desperdiciada-atracada, se tramitó una Ley de iniciativa del señor Correa “Justicia Laboral”, aprobada por sus Asambleístas por medio de la cual se despojo a muchas instituciones de sus Fondos Complementarios de Ahorro Voluntario y se dispuso que pasen a la administración del Banco del IESS, una verdadera confiscación de dineros privados de los trabajadores y servidores públicos. La Superintendencia de Bancos y la Contraloría General del Estado no dijeron nada respecto de este atraco, pese a que son organismos de control de la seguridad social y que para este fin reciben anualmente millones de dólares del IESS.
Una de las Instituciones cuyo Fondo Previsional Cerrado fue objeto de esta confiscación disfrazada de legal, -fue el Fondo Complementario del Magisterio Nacional- FCPC-. Un Fondo que cumpliendo con la Constitución y la Ley, fue el primero en registrarse en la Superintendencia de Bancos y a la fecha de su ilegal absorción mantenía sus cuentas claras, periódicas y públicas, con prestaciones y servicios a sus asociados de calidad.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 5 =