El sistema penitenciario se declaró en emergencia, los militares se harán cargo de la seguridad en el primer filtro, mientras que los policías resguardarán el segundo y tercer filtro de ingreso a los centros de privación de libertad.

Después de una reunión de casi tres horas entre el Presidente de la República, Guillermo Lasso, la Ministra de Gobierno Alexandra Vela, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, autoridades locales  y otros funcionarios donde analizaron la crisis penitenciaria que ha dejado personas fallecidas y heridas en los centros de privación de libertad.

Guillermo Lasso, presidente de la República, inició su intervención solidarizándose con quien fue agredida sexualmente durante el amotinamiento registrado la tarde del miércoles. “Ella tiene todo el respaldo para que la justicia castigue a su agresor con todo el peso de la ley. Ya estamos actuando junto con la Fiscalía”, aseveró el primer mandatario.

Envió las condolencias a las familias de las víctimas fallecidas en este incidente que en la provincia deja un saldo fatal de 14 muertos y 41 heridos. Hasta las 17:30 se reportaba la recaptura de 78 privados de la libertad que evadieron las seguridades y se fugaron.

El primer mandatario fue enfático en mostrar su respaldo a las Fuerzas del Orden .  Anunció  el restablecimiento y pleno control de los dos centros de privación de libertad, en Latacunga y Guayaquil, donde se produjeron sendos amotinamientos e incidentes entre bandas delincuenciales. La contundente intervención de la Policía Nacional, con el firme respaldo de las Fuerzas Armadas, puso fin definitivo a los incidentes.

Dijo que “las mafias que pretenden amedrentar a este país: se equivocan. Se equivocan si creen que este gobierno va a actuar con la misma tibieza que los anteriores. Se equivocan si creen que nos va a temblar la mano. Ustedes serán derrotados. Vamos a usar todo el poder de la ley para imponer el Estado de Derecho y garantizar la paz y los derechos humanos en los centros carcelarios”.

Entre las acciones tomadas se encuentra la declaratoria del estado de emergencia en el sistema carcelario, a fin de movilizar todos los recursos necesarios para restablecer el orden.

Se ha establecido control militar en el perímetro de acceso a los Centros (filtro 1), y el control policial en los filtros 2 y 3. Fue cesado en funciones el General Edmundo Moncayo como director del SNAI, en su reemplazo fue nombrado el coronel en servicio pasivo Fausto Cobo Montalvo como director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad.