Alrededor de 50 cuadros plasmados bajo la técnica en óleo sobre lienzo, han sido ejecutados por la arista. Arte africano y el arte andino, son dos técnicas con las que se identifica dentro de la pintura. 

Elizabeth Salazar, magister en Ingeniería de Software, actualmente se desempeña como docente en la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE-Latacunga). Desde niña tuvo  la curiosidad de pintar, pero en el año de 1994, decidió perfeccionarse a través de un curso en el cual tuvo más inclinación por este arte; sin embargo, al no existir más profesionales que le sigan instruyendo en este tema, decidió abandonarlo por un tiempo, pero en el año 2014 lo retomó y a partir de este tiempo, ha venido realizando algunos cuadros. “Encontré en la pintura un hobby, que me ayuda a desestresarme”, expresa.

Su técnica es óleo sobre lienzo y dice que no tiene algo definido para dibujar, sino que más bien acostumbra hacer lo que ve o le llama la atención. En algunos casos, puede ser algo de la naturaleza  o el arte africano, donde plasma figuras u objetos  negros sobre superficies brillantes. Le gusta también el arte andino y puede crear los paisajes de los pueblos  de Cotopaxi.

El tiempo que se demora en matizar un cuadro pequeño es de dos a tres horas, pero hay otros trabajos en los que se requiere dejar secar la pintura una temporada y después continuar. Cuenta que al inicio entregaba sus cuadros  como un  obsequio,  ya sea para un amigo, hermano o conocido, pero después se fue dando a conocer poco a poco y ahora son comercializados.

Indica que el precio que pide no es muy caro, sino que trata de recuperar lo invertido. Explicó que en un cuadro que mide 40 por 60 centímetros gasta 50 dólares, entre bastidores, pinceles, óleo y aguarrás entre otros materiales, entonces los vende a 80 dólares. “Lo que se hace con amor y por diversión, no es como para sacar provecho”, comenta.

Ha tenido la oportunidad de participar en ferias locales, dando el primer paso para poder darse a conocer nacionalmente. En este contexto, su mensaje a las demás mujeres es para animarles a plasmar en un lienzo sus sentimientos, “porque a través de las imágenes se refleja lo que uno siente y piensa y exhibirlas en una feria o en una galería de arte, es el punto de encuentro donde hay varios artistas que tienen el mismo gusto, aparte de compartir experiencias”.

Ella dice que no es un obstáculo demostrar el talento. En su caso, es docente, desempeña las labores en su casa y en su tiempo libre pinta.  “Nosotros tenemos múltiples facetas en la vida y no hay impedimentos, eso nos ayuda a demostrar que somos el sexo fuerte, no el débil”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + catorce =