Marcelo Parreño, fue docente de la Unidad Educativa Isidro Ayora y se jubiló en el año 2009. FOTO M.S. LA GACETA

Esto se da gracias a la aprobación de la Ley Interpretativa de la disposición general novena de la Ley de Educación Intercultural, la normativa permitirá a los maestros jubilados que se retiraron en el período 2008-2010 acogerse a los beneficios de manera más justa.

El pasado martes 13 de noviembre del 2018, la Asamblea aprobó por unanimidad la Ley Interpretativa de la disposición general novena de la Ley de Educación Intercultural, hecho al cual asistieron algunos cotopaxenses para ser testigos de tal situación.

Marcelo Parreño, maestro jubilado habló en representación de sus compañeros indicando que esta decisión favorece a quienes se jubilaron en los años  2008, 2009 y 2010.

Recordó que aquellos que se retiraron en ese tiempo fueron perjudicados porque el monto total que debían recibir era de 50 mil dólares; pero con el Gobierno anterior les correspondió cerca de 12 mil dólares y una compensación mensual de 240 dólares cifra que poco a poco se fue incrementando.

Como maestro se han puesto a razonar en el sentido de que no se arrepienten de haber sido profesores, pero sí de haberse jubilado con dichos incentivos. Por ello que hoy a través de las gestiones han conseguido la aprobación y en el transcurso de los días la entidad correspondiente les pueda depositar, según Parreño.

Y a su criterio les permite respirar y poder dar en estas navidades un aliciente a los nietos. Los docentes que se acogieron a su jubilación en otros años también se encuentran en el mismo sentido a diferencia que les dieron bonos y los últimos que salieron sin jubilación reciben una remuneración de 1500 dólares “por lo menos tiene con que vivir lo que nosotros con 240 no hacemos absolutamente nada”, expresó Parreño.

De acuerdo al cálculo los del 2008, recibirán aproximadamente 18 mil dólares, los que se jubilaron en el 2009 deberían obtener aproximadamente 20 700 y los del 2010 conseguirán una cantidad de 22 mil dólares.

En Cotopaxi se beneficiarían entre 400 a 500 docentes. Parreño destacó que para que se dé esta decisión tuvieron que esperar cerca de 10 años de acuerdo a los años de retiro, “no comprendemos qué pasó con el gobierno anterior ni qué resentimiento tuvo con el Magisterio”, finalizó. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + ocho =