Cristina Moreno, coordinadora Zonal del ECU-911.

Por la emergencia sanitaria el COE Nacional decidió cambiar el tipo de sanciones por mal uso de la línea de emergencia, los infractores ahora deben cancelar un monto económico la primera vez es de 100 dólares y puede llegar hasta 400 dólares. Estas multas serán cobradas en las planillas de la telefonía.

Hasta antes de la emergencia sanitaria por el C-19 las sanciones por mal uso de la línea de emergencia era la suspensión de la línea telefónica, pero desde el 16 de marzo las reglas cambiaron.

Cristina Moreno, coordinadora Zonal del ECU-911, explicó que las llamadas de mal uso más frecuentes son por bromas, insultos, a pedir servicios que como línea de emergencias no brindan, personas en estado etílico que quieren que les trasladen a los domicilios. Ese tipo de llamadas son catalogadas de mal uso. En lo que va del 2020 han receptado 81.772 llamadas de mal uso.

Las llamadas no provocan la movilización de recursos, pero si pueden estar desplazando a llamadas de emergencia real, y los minutos que se demoran en atender la llamada de mal uso hace que no se atienda una llamada real. El análisis del mal uso de  la línea de emergencias lo realizan a nivel de la zona.

La zona tres del ECU-911 cubre las provincias de Cotopaxi, Tungurahua y Pastaza, en las tres provincias no tienen llamadas falsas, es decir, que hayan provocado la movilización de recursos en territorio; sin embargo tienen llamadas de mal uso.

Anteriormente quien realizaba llamadas mal intencionadas eran sancionado con la suspensión de la línea telefónica en coordinación con la Arcotel y la operadora telefónica, y si volvía reincidir la suspensión era de seis meses y si existía una reincidencia era la suspensión total de la línea telefónica. (I)