Malqui Machay, refugio del último rey inca

0
2114

Francisco Moncayo manifiesta  que la historia se puede contar desde el año 1908,  en el que su  bisabuelo compra la hacienda a Belisario Enrique y desde ese año  la familia Moncayo  está en la hacienda Machay  hasta la actualidad.

Francisco Moncayo, propietario  de la hacienda Machay, nos da a conocer un poco de la historia del proyecto Malqui Machay; menciona que  se divide en dos,  la hacienda de Malqui, que es el sitio donde posiblemente estaba el pueblo Inca, se cree hay una ciudad enterrada, debe haber un cementerio, una fábrica donde se elaboraba las vasijas (alfarería). Mientras que Machay es el lugar en que se adoraba al Rey, es un sitio sagradol que albergaba alrededor de setenta a noventa personas; es el sitio fundamental del proyecto porque se adoraba a Atahualpa, último Rey Inca momificado.

Moncayo expresa que hasta hoy se han encontrado tres culturas existentes  en la hacienda Machay, todo en hipótesis;  creen que hubo el primer asentamiento en la tierra hace unos 3000 a 3500 años, que se les denomina  los Panzaleos, una cultura propia de la provincia de Cotopaxi; se piensa que la comunidad desapareció con la última erupción volcánica del Quilotoa; luego de transcurrir 2000 años se ubica una comunidad que se llamaba los Yumbos,  los cuales permanecen en Machay  por 500 años antes de la llegada de los Incas,  a la llegada de los Incas conquistan y adaptan el sitio que creen fue construido por los Yumbos de piedra,   para las necesidades y un templo de adoración Inca;  la parte antigua de Machay de construcción en piedra se cree que tiene mil años y la parte Inca de Machay cerca de 500 años. Luego llega la conquista española, la época de la  Colonia, en la que se encontraron vasijas  de diferentes tipos. Desde el cantón La Maná para llegar a Malqui Machay  se puede llegar en la cooperativa San Pablo en un recorrido de una hora hasta la parroquia Pucuyacu; posteriormente se  puede rentar una camioneta al llegar a Pucayacu  con el costo  aproximado de 8 dólares y en media hora más de recorrido  se llega a la hacienda  Malqui Machay.

Moncayo pronuncia que antiguamente existían unas ocho haciendas,  la mitad de la producción de licor salía de contrabando y la otra mitad con permiso,  el abuso de los comerciantes hizo que casi todas las haciendas de la zona dejaran de producir el licor, no se produce el licor industrialmente en ninguna de las haciendas,  solo se realiza artesanalmente y en parte del proyecto Malqui se está por restaurar el trapiche de la fábrica antigua como atractivo turístico, ya que el trapiche tiene 102 años y está declarado como patrimonio industrial. La hacienda Machay y el complejo de la hacienda Malqui están declarado Patrimonio Cultural del Ecuador.

Turísticamente el lugar no está  muy explotado aún, hay que realizar muchas investigaciones, se entiende que no es un montón de piedra, es un cúmulo de historia;  a futuro se esperara realizar emprendimientos turísticos en el sentido de  alojar a la gente y darle comodidades. En la actualidad es un tipo de turismo investigativo, comercial, vivencial porque existe gente que le gusta estar en las comunidades, señala Moncayo; a futuro se piensa realizar un turismo de aventura;  con la Agencia de Turismo  Reptil Xpediciones y la ayuda de Xavier Apolo  se ha realizado rutas en bicicleta.

Antiguamente Malqui Machay  pertenecía al cantón Sigchos, pero hoy -con una nueva resolución del Consejo Nacional de Límites-  pertenece a la parroquia Guasaganda  del cantón La Maná; existen tres vías de acceso durante el verano, las cuales son desde Sigchos hasta llegar a La Argentina y se llega a Malqui, el otro camino de acceso es  por Chugchilán, se llega a Yacuchaqui, luego a Quindigua y a Malqui; se recomienda la vía La Maná, pero al venir de Latacunga uno se desvía en el sector del Guayacán para llegar a Guasaganda y luego a Pucayacu.

Se tiene planificado realizar un convenio con la UTC La Maná, para que los estudiantes empiecen a armar rutas, además Moncayo dio a conocer que al descubrirse el proyecto el Ministerio de Turismo lo preparó para  que sea guía local y naturalista, lo cual le permite trabajar legalmente. En la actualidad están abandonados por las autoridades, el presidente de la República, Lenin Moreno, ofreció un apoyo al proyecto Malqui Machay, en el que  esperan obtener noticias favorables.

Finalmente Moncayo invita  a los turistas a visitar el proyecto Malqui Machay  y se  pueden contactar  a través de las redes sociales como proyecto Machay.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =