En la comparsa de la Mama Negra organizada por las vivanderas de La Merced y por los Devotos y Donantes se evidenció a personas que tenían en sus manos este animal. FOTO M.S. LA GACETA

Personas que desfilan en la comparsa de la Mama Negra y figuran a los huacos hacen mal uso de los cuyes y los animalistas no están de acuerdo que se haga este tipo de “torturas” a los animales como una cultura ancestral.

La limpia con cuy en los pueblos andinos forma parte de la medicina casera, por medio en el cual se consigue descubrir y tratar las enfermedades, comúnmente los encargados lo que conocen de los saberes ancestrales como los conocidos Yachay.

Sin embargo, en las fiestas de la Mama Negra de septiembre se ha visto utilizar este animal por personas que acompañan a los huacos haciendo mal uso de los mismos.  Para Adriana Páez, animalista, los cuyes por su naturaleza no están acostumbrados a estar fuera de sus cuyeras y al escuchar la música de la banda y los explosivos les impactan “no creemos que la fe sea una excusa para cometer este tipo de actos inhumanos”, expresa.

Hacen un llamado a los organizadores de esta fiesta, así como a las autoridades a poner un “alto”, considera que las fiestas son para elevar la cultura de un pueblo y este tipo de acciones no pueden estar jamás por encima de la tradición.

Hicieron la protesta por redes sociales para que la tortura animal no pueda ser aceptada o bien vista por la ciudadanía, “a veces se realiza por ignorancia; pero este tipo de tradición  se puede hacer con hojas o incluso un peluche que asimile un cuy que es mucho más humano”.

De acuerdo al Código Orgánico Integral Penal (COIP)  en los artículos 249 y 250  prohíbe el maltrato y abuso “mientras más inocente es un ser más derecho tiene de ser defendido”, expresó. Páez.

Hugo Ávila, comisario Municipal, indica que dichas personas no tienen la preparación necesaria para realizar esta actividad, sino es más un término “jocoso”.

Desde el año anterior se logró controlar, pero este año acepta que no pudieron hacer el control especialmente el domingo 23 de septiembre de 2018 por inconvenientes con algunos jóvenes que se dedicaron a beber.

Actualmente existe una nueva Ordenanza de la Fauna Urbana donde hay el control de estas actividades, pero esta vez ya no es regida por Comisaria Municipal y las competencias pasoaron a la Dirección de Medio Ambiente que tiene los elementos competentes para poder controlar la fauna urbana del cantón, precisa Ávila.

El hecho quedó como precedente para los demás eventos que realizarán este domingo las vivanderas de El Salto así como también la Mama Negra de  noviembre.

Según el comisario previo a la notificación a los organizadores en el desfile estarán vigilantes que esta actividad no se desarrolle ya que “fomenta una pésima imagen a la ciudadanía”.

Una vez que rescatan al animal lo entregan al Comisario de Medio Ambiente. “A los dos años se vuelve a recaer en lo mismo”. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =