A más de un año que empezó la pandemia, los médicos en primera línea de servicio están agotados.

Horas de trabajo prolongadas, sin dormir y con el constante miedo a contraer Covid-19, son solo algunos de los problemas con que los médicos, enfermeras y demás personal de primera línea ha tenido que lidiar por más de un año; las consecuencias ya se observan en el agotamiento que evidencian los profesionales de la medicina.

María Gabriela Mena, médico del Hospital General de Latacunga, debió alejarse de su familia para evitar contagiarlos. Confiesa que la tristeza la invadió al no contar con el apoyo moral y sentimental de los suyos. Sumado a ello, ver como sus compañeros se sumergen en situaciones parecidas o peores que la suya la derrumba aún más.

“Definitivamente es muy difícil, sin embargo, es un camino que nos toca continuar”, afirmó la joven que se mantuvo en la primera línea de respuesta desde que empezó la emergencia sanitaria.

Alejandro Tomás Fernández, médico del Hospital de Latacunga, debió enfrentar la pandemia con su familia en su país de origen (Cuba), manifestó que la ausencia de los suyos y la imposibilidad de estar con ellos lo sumergió en una depresión de la que debió sobreponerse para cumplir con el juramento hipocrático de salvar vidas humanas.

Dijo que el cansancio físico les pasa factura durante el trabajo, pero con el incremento de casos, descansar se volvió casi un lujo al que no pueden acceder.

Martha Lucero, directora médica del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) Latacunga, dio a conocer que, al iniciar la emergencia sanitaria, aún laboraba en el área de pediatría, ahí vio como hay niños que también se contagian, “ver sufrir y morir niños es muy duro”.

La Médico aseguró que esa es justamente, la parte más complicada del servicio que ellos prestan; el dolor de los familiares que deben enfrentar una dura enfermedad de la cual, pocos salen victoriosos.

Por ello llamó a las personas a ser conscientes con los protocolos de bioseguridad, los casos se incrementan día a día, “debemos ser sensibles ante esta situación”, solicitó.(I)