El Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC) a través de una rueda de prensa convocada la tarde de ayer, rechazaron el vandalismo que se infiltra en la manifestación, por lo tanto, recodaron que la lucha en los territorios debe ser de manera educada, organizada y sin tocar los bienes públicos y privados. Para levantar la medida de hecho solicitan que se archive el decreto 883 caso contrario no dialogarán.

El MICC objetó los hechos de vandalismo generados no solo en la provincia sino a nivel nacional. Abraham Salazar, expresidente del MICC, como voz oficial, aclaró que no son gente del sector indígena que realiza este tipo de actos sino pobladores infiltrados que están provocando estos desmanes.

La lucha se da por las medidas económicas dictadas por el gobierno, el 1 de octubre 2019. El coordinador provincial del Movimiento Pachakutik, Diego Fernando Calo, indicó que cada uno de los dirigentes está manejando a su gente de una forma responsable y educada dando las directrices necesarias.

Recordó que el sector indígena no ha hecho por primera vez este levantamiento “hemos venido luchando históricamente, somos los pioneros en los grandes levantamientos por el bien del pueblo ecuatoriano”, por lo que contradijo los actos de vandalismo generados en el Ecuador.

Destacó que ciudadanos muy ajenos a las organizaciones están aprovechando la movilización y están haciendo de las suyas, pidió a la colectividad tener cuidado. Al mismo tiempo hizo el llamado a la unidad del campo y de la ciudad. Calo, informó que mientras no haya una mesa de diálogo desde el Gobierno Nacional con los representantes de la Conaie, Ecuarunari, delegados de Cotopaxi y comisiones de las organizaciones, desde los territorios seguirán sosteniendo este paro nacional.

Por su parte, Eloísa Toaquiza, presidenta del Patronato Provincial, expresó que a los pueblos indígenas les minimizan, pero son los que históricamente han luchado para tener la representación en el Ecuador. “Somos indios con dignidad, con ideas, con propuestas, indios que cuidamos nuestra naturaleza, los que producimos y mantenemos a la ciudad y grandes empresas”. Destacó que esta labor lo hacen mujeres y hombres; herencia recibida de sus antepasados y seguirán luchando con dignidad.

La movilización ha sido pacífica, “no somos ladrones para que señalen el honor del Movimiento Indígena”, aclaró y fue enfático al decir que no disponen de armas si no de solo su fuerza.

“Hemos arrancado muchos cordones que han restringido el ingreso a la ciudad de Quito”, reveló Salazar. Se ha hecho un llamado a los sectores productivos de la provincia para el respaldo y poder lograr el objetivo del pueblo ecuatoriano, el coordinador provincial del Movimiento Pachakutik, detalló que no se dará paso para los camiones de productos y las carreteras están bloqueadas hasta tener una decisión concreta de parte de las organizaciones nacionales y regionales. “Si archivan las medidas económicas, el alto costo de la vida, la subida de los combustibles estaremos dispuestos a dialogar”, finalizó.

En Cotopaxi existe cerca de 87 detenidos y actualmente buscan llegar a un intercambio por los militares detenidos, hasta el momento existen personas heridas y muertos, por lo tanto, llaman a la unidad del pueblo ecuatoriano. (I)