Adultos mayores sufren el abandono de sus familiares.

Según datos del Ministerio de Inclusión Económica del MIES el 85% de la población atendida son abandonados por sus familiares, mientras que el 15% son visitados por sus hijos. La entidad actualmente atiende a 4020 adultos mayores.

En algunos de los casos viven con sus nietos o entre hermanos de 80 a 85 años y mutuamente se cuidan. Los factores que inciden es la situación económica y la migración, explicó Edison Muñoz, analista de servicios sociales del MIES.

Ayer, 1 de octubre se conmemoró el Día Internacional del Adulto Mayor. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) escogió esta fecha como una oportunidad para generar conciencia sobre la importancia de reconocer los derechos de este grupo poblacional.

Las visitas en territorio de 47 técnicos han podido evidenciar que las personas de la tercera edad están en estado de abandono especialmente en la parte rural y en ocasiones viven en condiciones precarias.

Además, ha facilitado inducir a la familia a que retomen el buen trato en el sentido que les den el cuidado, alimentación adecuada, y sobre todo que el espacio donde estén viviendo sea confortable, indicó Gladys Vaca, directora provincial.

Al mismo tiempo, la entidad que es uno de los principales entes rectores para la restitución de derechos cuenta con varios programas de atención, uno de ellos “Mis mejores años”. Según Vaca, del bono se benefician 1420 adultos y la cifra va desde los 50 hasta los 150 dólares dependiendo de las condiciones en que viven, el registro social determina el nivel de vulnerabilidad de pobreza o pobreza extrema.

Con la Ley del Adulto Mayor que fue aprobada el 19 de julio del 2018 permitió reclamar alimentos a sus parientes, cónyuge o pareja en unión de hecho, a los descendientes hasta el segundo grado. Ante esto Muñoz, detalló que se ha desplegado un proceso de capacitación para que los funcionarios y técnicos a través de las organizaciones cooperantes conozcan la extensión de la Ley permitiendo restituir los derechos en dichas personas en caso de ser violentados.

La mendicidad también se ve envuelta en las personas de la tercera edad “el adulto mayor en su juventud fue un ente productivo que generaba recursos y hoy no quieren dejar de sentirse desechados entonces tratan de tener ingresos y se ven obligados a recurrir a este factor”.  Pese a que los técnicos han tratado de abordar con sus familiares no se logra erradicar el problema en su totalidad.

La directora provincial del MIES, indicó que actualmente están en la segunda etapa para atención a los adultos mayores en el que se conformará brigadas con el apoyo de instituciones intersectoriales en el que están inmersos Salud, Policía Nacional, Registro Civil, entre otros.

El programa está anclado al Plan Toda una Vida e ingresarán a partir de estos primeros días de octubre 62 tutores y 16 brigadistas lo que permitirá atender aproximadamente 8 mil adultos mayores.

En Cotopaxi existen centros de atención geriátrico están presentes en Pujilí, Sigchos y Latacunga.  En el caso de la capital de los cotopaxenses está el hogar de ancianos “Instituto Estupiñán”. Sor Catalina Salgado, directora del asilo, indicó que el mayor problema es el abandono que viven los abuelitos “y vienen de un sitio que no han recibido nada de educación”, la paciencia es uno de los componentes para el personal que labora en esta institución para poderles integrar al grupo.

Pese a que existe la ayuda de las personas externas cuando les visitan, “los adultos mayores les reciben, pero en el fondo de su ser extrañan su hogar, su familia”.

Actualmente están 50 en las modalidades residencial y 15 diurnos, este último por circunstancias la familia no puede atenderle permanece bajo el cuidado de las personas del hogar y por la tarde los retiran “esto es bueno porque no se rompe el vínculo con la familia”.

Mientras que de la mayoría sólo un 5% recibe la visita de un familiar, pero en muchos de los casos no cuentan con referente familiar. Ante esto la directora del asilo manifestó: “La familia jamás debe olvidar que el abuelito o abuelita hizo lo posible para darle una profesión, para que esté en mejores condiciones; pero cuando están en otro estatus parece que son un estorbo entonces la gratitud es el valor más inmenso que se debe formar en el corazón especialmente en los niños”.

Festejo

Este martes, realizaron una eucaristía de acción de gracias en la que asistieron autoridades y representantes y este día será el evento social en el que estará el Trío Los Garles amenizando el programa, a partir de las 10:00. (I)