Muchos regresan a sus lugares de origen.

El desempleo que generó la emergencia sanitaria en las grandes ciudades, hizo regresar a los migrantes a sus abandonadas tierras.

Desde que empezó la crisis sanitaria, centenares de negocios cerraron en todo el país, miles de personas se quedaron sin empleo. Al verse solos en grandes ciudades, varios cotopaxenses, especialmente de la parte rural de Pujilí, retornaron a golpearse con la realidad de sus sectores.

Casas descuidadas, destrozadas, terrenos áridos, crisis económica y cero oportunidades laborales, es lo que encontraron centenares de migrantes que optaron por regresar a Zumbahua.

Julio César Pilalumbo, presidente de Unión Organizaciones Campesinas Indígenas de Zumbahua (Unosis), dio a conocer que la realidad en la parroquia es muy complicada. Los coterráneos que volvieron, se dedicaban a la industria de la construcción en la sierra y al comercio en la costa. Por ello, al volver a Zumbahua no encontraron ocupación.

De acuerdo a Pilalumbo, retomar la agricultura no es lo más viable, “los suelos están erosionados, solo hay un 3% de materia orgánica”, explicó. El 80% de las ganancias de producción se lo llevan los intermediarios.

Así lo confirmó Daniel Panoluisa, párroco de la parroquia Angamarca, quien contó que la producción de moras, dejó de ser rentable, debido a que los intermediarios llegaban a territorio al llevarse la producción a precios mínimos.

Por cada libra de mora, pagaban a penas 0.25 centavos, para venderlo a USD 1, en el mercado.

En Zumbahua, no existen este tipo de organizaciones que ayuden a los productores, para evitar la intromisión de intermediarios, por ello, las ganancias son pocas, en ocaciones nulas.

“Invertimos, trabajamos todo el año, a veces, las cosechas se pierden o hay sobreproducción y terminamos prácticamente regalándolo a los intermediarios”, contó Marcelo Ugsha, agricultor.

Con base en esta realidad, Pilalumbo, solicitó políticas que se generen desde el gobierno central, Municipio o Junta Parroquial, para buscar algunas alternativas para lograr que se reactive la economía golpeada de este sector.