Evidencias encontradas en poder del detenido. (foto cortesía)

Según las primeras investigaciones la orden de ingreso de los objetos prohibidos se habría dado desde la cárcel del Turi, lo que siguen investigando. El uniformado se encuentra en servicio activo y pertenece a las filas de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

Geovanny Maldonado, comandante de Policía en Cotopaxi subrogante, informó que al notar la actitud sospechosa de un militar perteneciente a la FAE quien tenía en su poder una mochila  procedieron a detenerle y trasladarle al filtro uno para realizar una revisión minuciosa y conoces por qué razón se encontraba en el lugar.

Indicó que el uniformado fue identificado como Santiago P. quien tiene el grado de soldado en servicio activo en la FAE, al revisar la mochila encontraron al interior un arma de fuego, tipo pistola, marca Glock con el logotipo de la Policía Nacional, un arma de fuego, tipo pistola, marca Browiing, un arma de fuego, tipo pistola, maraca Bersa de fabricación industrial, 286 cartuchos 9mm, 50 cartuchos calibre 38mm, un silenciador, una alimentadora una funda de sustancias sujetas a fiscalización (290 gramos de marihuana), dos teléfonos celulares que se encontraban envueltos en pañales.

Max Molina, jefe de Contingencia Penitenciaria del Centro de Privación de Libertad (CPL) Cotopaxi, indicó que a las 02:20 visualizan a una persona extraña por la torre uno a las 02:30 dan aviso a la Policía Nacional, donde informan que una persona con uniforme militar se encontraba en el sitio con una mochila en actitud sospechosa.

Explicó que al conocer la novedad acudieron al lugar para trasladar al ciudadano al Filtro Uno, procedieron a verificar la mochila en presencia del personal de Criminalística y encontraron los objetos prohibidos.  

Los indicios fueron encontrados envueltos en un solo conjunto donde en primera instancia encontraron cinco bultos grandes por lo que presumían que se trataba de armas de fuego.  

Recordó que el último operativo de control que realizaron decomisó un arma de fuego que se encontraba camuflada entre la basura.

La FAE a través de un comunicado dio a conocer que brinda las facilidades necesarias para que se realicen las investigaciones respecto al proceder del uniformado y para que se esclarezcan los hechos.