Desde hace diez meses se encuentra suspendida una de las compañías en la que trabajan varios mineros artesanales; solicitan que se levante la suspensión, ya que no tienen donde trabajar.

Holger Lenin Jacho,  representante legal  de la sociedad El Cañaveral -de minería artesanal-  manifiesta  que son calificados y regularizados en el proceso que se hizo hace ocho años, se hizo el respectivo censo, se calificó la sociedad como mineros artesanales y laboran en la compañía Come Ange.

Jacho expresa que el titular de la compañía es Miguel Angueta, quien les da la oportunidad de trabajar como mineros artesanales con pico y pala; laboran aproximadamente 300 familias dentro de la concesión minera,  en todas las tres áreas que tienen; existe un problema, pues al cerrarse las minerías se cierran todas las áreas y actualmente no trabajan desde hace diez meses en ningún tipo de minería, ni con maquinaria ni artesanal; la más afectada es la minería artesanal, debido a que no pueden mover sus equipos ni de los puestos de trabajo.

Así mismo Jacho informa que debido a la falta de trabajo  muchos de su compañeros han salido a delinquir, en lo que se les ha defendido, pero no justifica el proceder, que son consecuencias de la necesidad, la desocupación, diez meses sin trabajar, con hijos, familia, gente que no tiene casa, señala que están suspendidas las labores. Finalmente expresa que tiene doce años en la minería artesanal, la causa de la suspensión fue porque se hizo una inspección por parte de Medio Ambiente y los técnicos expresaron que no pasaban algunas exigencias técnicas que solicitaban; se han tomado correctivos, pero no se logra alzar la suspensión. (I)